miércoles, 5 de marzo de 2014

Baaría de Giuseppe Tornatore

Giuseppe Tornatore es quizás el más afamado director de cine siciliano, que gusta de presentar su hermosa tierra como escenaro de sus trabajos y que ha obtenido éxitos memorables con películas como La mejor oferta, Malèna, o la aclamada Cinema Paradiso. Esta singular película, de excesivo metraje, estrenada en 2009, obtuvo dos premios David de Donatello de los catorce a los que había sido nominado además de haber sido nominada para un Globo de Oro. Además, fue seleccionada por Italia como candidada al Oscar 2010 en la categoría de película de habla no inglesa.
.
Baaría es una historia divertida de pasiones y sueños utópicos, que incorpora una evidente crítica social, propaganda, incluso. La película cuenta la vida de tres generaciones de una humilde familia siciliana. Cicco, su hijo Peppino y su nieto Pietro. Como un collage de pequñas historias hilvanadas en el tiempo, se nos presentan las vidas privadas de estos personajes y la de sus familias, a modo de resumen de los amores, sueños y decepciones de toda una comunidad en la provincia de Palermo desde 1930 hasta 1980. Es una crónica socio-política de Baarìa, un pueblo Sicilia, cercano a Palermo dominado por mafias y caciques a los que hará frente Peppino Torrenuova, un joven comunista empeñado en hacer justicia, además de sacar adelante a una familia cada vez más numerosa.
.
Esta película, incomoda por la carga ideológica que lleva prendida, no llega a satisfacer plenamente. Hay personajes y escenas que, sin aportar nada significativo, añaden minutos a una película que se llega a hacer pesada. Hay algo de inauténtico, de hueco y de cursi en ella. Una película fallida de Tornatore.