viernes, 14 de marzo de 2014

El espíritu de la colmena de Víctor Erice

Hoyuelos es un pueblo pequeño de la provincia de Segovia. Allí, en 1940, en plena postguerra, se desarrolla esta historia que Víctor Erice, el genial y poco prolífico director español, una especie de Terence Malick hispano, llevó con maestría a la gran pantalla en la que es, según muchos críticos, la más bella pelicula del cine español.
.
El espíritu de la colmena, que dura poco más de hora y media, fue rodada en la estepa castellana en 1973 y que mereció aquel año la Concha de Oro del Festival de cine de San Sebastián. Fernando Fernán Gómez y Teresa Gimpera son los actores principales, pero destacan sobre ellos y sobre todos los demás las dos nñas sobre las que gira la historia, Ana Torrent, que tiene entonces siete años e Isabel Tellería, la hermana mayor de Ana.
.
La expresión que da título a la película, "El espíritu de la colmena" sirve, según el propio Erice, para describir ese espíritu todopoderoso, enigmático y paradójico al que las abejas parecen obedecer, y que la razón de los hombres jamás ha llegado a comprender.
.
La mirada como herramienta para descubrir los misterios y las sombras como reflejo de lo que queremos percibir juegan un papel capital en esta película en el que se juega con la visión del mundo, a través de la interpretación de una película, como el Doctor Frankesntein, donde se pone de manifiesto la vida y la muerte, la aceptación del diferente, y todo un mundo que se pone por delante de la pequeña Ana. Erice pinta con trazos muy finos y delicados, sin aspavientos, imposturas, ni necesidad de componendas ya que cuenta para ello con una materia prima excelente, la inocencia de una niña para descubrir este mundo.