jueves, 21 de julio de 2016

Puesto que todo está en vías de destrucción de Fabrice Hadjadj

A Fabrice Hadjadj lo conocemos de sobra ya que ha pasado por este Baluarte seis veces anteriormente, con motivo de sus libros publicados en España gracias a la editorial Nuevo Inicio, iniciativa del Arzobispado de Granada. Los libros glosados hasta ahora son los seis del autor publicados por la citada editorial, es decir: “¿Qué es una familia?”, “Tenga usted éxito en su muerte”, “¿Cómo hablar de Dios hoy?”, “La fe de los demonios (o el ateísmo superado)”, “El paraíso en la puerta” y “La profundidad de los sexos”. Para el que no recuerde o no sepa de quién hablamos se puede resumir diciendo que era un filósofo francés, árabe de origen judío e ideología trotskista, que se convirtió a la fe verdadera en 1998 y que ahora es profesor en un seminario en Francia y es de los más influyentes, sagaces y divertidos de los teólogos católicos. Su escritura irónica y heterodoxa sirve para defender la ortodoxia más fina y pura, es decir, cruda y directa, de la Iglesia de Roma.
.
Puesto que todo está en vías de destrucción es el séptimo y, por ahora, último libro de Hadjadj publicado por la editorial archiepiscopal granadina y lleva por subtítulo "reflexiones sobre el fin de la cultura y la modernidad". No se trata como otros de un libro monográfico o unitario. Se trata de la recopilación de nueve conferencias pronunciadas por el autor entre 2010 y 2013 en diferentes instituciones, salvo una breve disertación de 2007. Como anuncia el subtítulo del libro el común denominador es la forma en que la modernidad, en el peor sentido de la palabra, acaba con la cultura y la fe, pero también ofrece las claves para vivirla, aumentarla y transmitirla cuando se encuentra y se fomenta la Verdad.
.
Como siempre es un libro divertido, ocurrente y repleto de citas, propias o del excelente traductor, y que ofrece claves novedosas sobre asuntos eternos. Un libro para reflexionar sobre el sentido profundo y fecundo del cristianismo en el siglo XXI. Una joya.

domingo, 17 de julio de 2016

Si Dios quiere de Edoardo Maria Falcone

Edoardo Maria Falcone es un guionista de cine italiano cuyo primer largometraje como director es este que hoy se presenta y del que fue también guionista. La película estrenada en Italia en 2015 fue premiada en la última edición de los premios David di Donatello a la Mejor ópera prima y además, Giallini fue nominado al premio como mejor actor. Los mismos premios y nominación recibió en los Nastro d'argento de 2015.
.
Si Dios quiere cuenta la historia de Tommaso de Luca que es un cardiólogo de prestigio, de fuerte carácter poco amigo de bromas y, además, hombre de firmes creencias ateas y liberales. Está casado y tiene dos hijos. Uno de ellos, Andrea, que es un prometedor estudiante de medicina, revoluciona a la familia cuando les anuncia que quiere hacerse sacerdote. La Iglesia es algo ajeno y extraño a la familia por lo que se mezclan el interés de la hermana, con las maquinaciones del padre y la desesperación  depresiva de la madre. Al final aparece un joven sacerdote, Pietro Pellegrini, que poco a poco, con gracia e ingenio va cambiando las vidas de los personajes.
.
Esta película, políticamente incorrecta para los tiempos que corren, es una muestra de la buena salud de la comedia italiana. Momentos desternillantes deja un hueco para la reflexión sobre las grandes preguntas del Hombre. Agradable y divertidísima película que no debe perderse.

jueves, 14 de julio de 2016

Falange española: historia de un fracaso (1933 - 1945) de Mercedes Peñalba

De forma inopinada llegó a mis manos este libro al que no hice ascos aunque trastocara mi plan de lecturas veraniego. Se trata de una trabajo académico publicado en el año 2009 por la editorial de la Universidad de Navarra, EUNSA.
.
La autora, Mercedes Peñalba, ahora profesora en Dublín, era en el año de la publicación una recién licenciada en Historia que, con menos de 25 años, y en pleno proceso doctoral ya había publicado este libro de unas 340 páginas fruto de un profundo estudio académico.
.
Falange española: historia de un fracaso (1933 - 1945) lleva ya en su título parte de las conclusiones de este libro lo que dispone de alguna forma predeterminada a su lectura. Su lectura aporta bastante información que nace de una completa bibliografía en la que se mezcla la legislación de la época, las memorias de los protagonistas y ensayos que van desde los contrastados de Payne a los más que discutibles del propagandista Southworth, ambos norteamericanos. 
.
Sea como fuere el libro está orientado a un público académico o que posea un conocimiento previo de la guerra civil y los años anteriores y posteriores, ya que, al centrarse en el nacimiento y desarrollo político de Falange, los hechos y procesos narrados parecen aislados sin que la violencia extrema producida, sobre todo, por las izquierdas aparezca reflejada de una forma menos que secundaria, en parte porque da por buenas algunas de las ideas, casi obligatorias, de la historiografía oficial y que los últimos estudios de Payne han demostrado ser falsos.
.
Tiene este libro la virtud de reflejar de forma muy documentada y amena tanto los primeros pasos de Falange, anteriores al discurso del Teatro de la Comedia, como las maniobras políticas y los cambios de gabinete en los primeros gobiernos de Franco tras la guerra en los que Falange fue perdiendo, poco a poco, la fuerza y parte consistente de su ideario inicial.
.
No obstante, conviene recordar que en España los obreros tienen derecho a prestaciones tan básicas ahora como el subsidio de desempleo, las vacaciones pagadas o la seguridad social desde 1938 gracias a las políticas falangistas, hecho siempre ocultado y que dio a España una de las políticas sociales más avanzadas de su tiempo en el mundo, por lo que el "fracaso" anunciado en el título es más que relativo.

viernes, 8 de julio de 2016

Los libros, el orden, la belleza y otras rarezas

Creo que no es la primera vez que trato sobre el orden de los libros y papeles en general, ya sea en los anaqueles de la biblioteca familiar o en un despacho, en las estanterías siempre escasas o sobre la mesa. En mi caso añado la mesilla de noche que se torna siempre en almacén intermedio, recámara de lecturas que acumula volúmenes y, según me dicen, polvo. Es éste un asunto que me causa cierta placentera preocupación.
.
Quedando demostrado que la lectura es necesaria para la supervivencia y descartado el ebook por impropio, inmoral y, seguramente, pecaminoso, sólo queda el papel. El papel atesora aromas, arrugas, dobleces y manchas, además de dedicatorias y recuerdos escondidos entre sus hojas. Por ejemplo, sé cuando un libro fue leído en Galicia por la especial ondulación que en sus hojas ejerce la humedad de las Rías Bajas.
.
Así, con códigos secretos cuyas claves sólo nos son reveladas a los iniciados, los libros no sólo son la historia de ratos memorables de placer y descanso y de saberes acumulados que algún día olvidaré por completo, También son la historia de toda una vida, la mia y la de cada libro, la de mi familia y mis amigos, también la vida de sus escritores a quienes resucitamos cada vez que abrimos sus libros haciéndoles así inmortales, aún más inmortales.
.
Hace poco vi un video en el que el recientemente fallecido Umberto Eco enseñaba su casa, que es, más bien, una biblioteca en marcha, una biblioteca vivida y disfrutada. Me pareció algo grandioso lleno de vidas y de vida, de historia y de historias; una casa en la que ser prisionero y de la que no se querría salir nunca.
.
En el mismo sentido, hace unos días vi la foto que acompaña a este breve texto. Es Julián Marías, el hombre que me llevó a disfrutar de tantas cosas y que me enseñó la esencia real de ser español con su España inteligible, lectura fecunda de juventud. Don Julián posa para el fotógrafo en su despacho biblioteca ufano ante lo que a un incauto podría parecer un caos, pero que es, en verdad, un paraíso papirofílico, donde el aparente desorden es parte esencial y consustancial de la belleza incomprendida de los libros.

jueves, 7 de julio de 2016

El Bosco. La exposición del V centenario, en el Museo del Prado

Desde el 31 de mayo hasta el 11 de septiembre de este año para conmemorar el quinto centenario de la muerte del pintor flamenco Jheronimus van Aken, más conocido como El Bosco, en el Museo del Prado se ha organizado la más completa exposición de la obra del autor en la que se reúne por primera vez todas sus obras, que no son muy numerosas, salvo tres piezas, una que que está en Viena y dos más en Venecia.
.
La exposición está muy bien organizada y está resultando un éxito de visitas y hace que el visitante pueda disfrutar como nunca de la obra del autor y además sentirse orgulloso de la mejor pinacoteca del mundo y de los profesionales que trabajan en ella, y de lo bien que se hacen aquí las cosas cuando se deja en manos de personas dedicadas y apasionadas con la belleza.
.
La disposición de los cuadros, muchos de ellos, en especial los grandes trípticos, como "El carro de heno" o "Las tentaciones de san Antonio Abad" permiten su visión 360º alrededor y la posibilidad de contemplarlos lo suficientemente cerca como para apreciar los miles de detalles de estos cuadros siempre crípticos, misteriosos y hermosos.
.
Las explicaciones ofrecidas en las audioguías o en el folleto que explica cada cuadro son de una gran ayuda para entender en su conjunto y en cada detalle la obra de El Bosco, pero es más recomendable asistir antes a las diversas conferencias que el Museo ha organizado y que además están disponibles en la web del Museo o en su canal de youTube.

domingo, 26 de junio de 2016

Donde la vieja castilla se acaba: Soria, de Avelino Hernández

Avelino Hernández es un narrador español que ha escrito gran cantidad de libros, en especial novelas infantiles y juveniles, pero también relatos de viajes y hasta poesía. Nacido en la provincia de Soria desarrolló parte de su tarea profesional y narrativa en madrid y pasó sus últimos años en Mallorca, donde falleció en 2003.
.
Uno de sus primeros relatos de viajes fue dedicado a su provincia natal, Soria y fue publicada por primera vez en 1982, reeditándose en 1984. Recientemente la editorial leonesa Rimpiego ha reeditado este libro con una recia encuadernación y los añadidos sobre el original de unos anexos biográficos y bibliográficos sobre el autor y un breve prólogo con que comienza el libro firmado por Julio Llamazares. Además el libro cuenta con una profusa colección de hermosas fotografías en blanco y negro algunas de las cuales son obra del autor del libro.
.
Donde la vieja castilla se acaba: Soria, está estructurado en diez capítulos que llevan por título la comarca de la que se va a tratar y sobre la que el autor invita a un viaje, en parte en coche en parte a pie. Unos mapas esquemáticos ayudan a situar los lugares de que se trata. Aún así este es el típico libro con el que hay que caminar y dejarse llevar para poder disfrutar los cientos de detalles de edificios, paisajes y personas que aparecen en el texto.
.
Conocido mi declarado amor por Soria, cuando supe, a través de un artículo en El País de la existencia de este libro me hice con él y, aunque sea a veces demasiado coloquial y tenga bastantes sesgos anticlericales, ha conseguido aumentar aún más mis ganas de conocer en profundidad esa provincia con sus maravillosos secretos ahora desvelados.

miércoles, 22 de junio de 2016

La transformación digital del talento de Alberto García-Lluis Valencia

Alberto García-Lluis Valencia es un economista español, director de la consultoría VKMC,SL, que tiene como función "acercar a sus clientes, tanto administraciones públicas como empresas, soluciones a los nuevos escenarios a los que tienen que hacer frente de forma inmediata, ayudando a la transformación los modelos de negocio de las empresas, para su adaptación a la Economía Digital". Pero además y, sobre todo, Alberto es mi amigo desde hace muchos años y nos hemos visto crecer (y mucho) desde la infancia.
.
La transformación digital del talento es su primer libro, aunque él insista en llamarle "informe" durante sus más de 200 páginas. Ha sido publicado en el primer trimestre de 2016 por Didot en un volumen sólido, bien encuadernado, con gran profusión de gráficos y diagramas explicativos. El libro se complementa con dos interesantes anexos, uno con la cronología del cambio que estamos experimentando y otro en que analiza en detalle los casos de Google y Apple.
.
Es un libro que presenta por un lado un análisis de las nuevas formas de negocio en las que, sin demasiados tecnicismos que los profanos agradecemos, dibuja con trazo certero la evolución de las empresas desde finales del siglo XX hasta nuestros días en los que la tecnificación de los procesos industriales y de servicios están diseñando una nueva sociedad que se va adaptando a una velocidad vertiginosa a las necesidades del mundo empresarial que es, al fin y al cabo, quien ofrece servicios, productos y empleo.
.
El meollo del libro está basado en gran cantidad de estudios de sociólogos, profesores, economistas y empresarios así como en las apreciaciones del propio autor quien nos adelanta que se avecina una sociedad altamente tecnificada con grandes tasas de desempleo, salvo que la transformación del sistema empresarial y, sobre todo del educativo, se adapten a esta imparable tendencia.
.
No es un libro catastrofista, por el contrario da algunas de las claves que se han de tener en cuenta para transformar la sociedad actual y que la transición sea lo más leve posible. El análisis es muy bueno y, aunque los ejemplos están tomados, sobre todo de empresas de alta tecnología y de desarrollos informáticos, como las citadas más arriba, también deja un hueco a otras empresas no informáticas pero igualmente novedosas como Tesla. Por puro interés personal, creo que lo más interesante es el caso de la educación y el necesario cambio que ha de acometerse cuanto antes.
.
En definitiva, este libro supone un "ponerse de puntillas" para vislumbrar el futuro próximo en el que vamos a vivir y en la que ya nada será igual, para bien y para mal. Advertidos estamos.

sábado, 18 de junio de 2016

Reflexiones tras un paseo preelectoral

Paseaba plácidamente con mi mujer por Majadahonda, una localidad cercana a Madrid, y me empezaron a dar papeles según iba avanzando por la calle principal, soleada, peatonal y llena de gente, vida, luz y terrazas. En la foto que se muestra, pueden ver los papeles que me fueron amablemente entregados, llevándome a la triste realidad de la campaña electoral en la que nos vemos inmersos. De ese paseo surge la siguiente reflexión lúdico-política.
.
Ciudadanos, con una presencia testimonial, daban globos naranja y folletos en los que explicaban sus, más o menos, conocidas propuestas.
.
El PSOE, con una presencia menor, daba, con poca fe, unos folletos más elaborados, con demasiado texto e ideas confusas. Pide el "Sí", como si fuera el referéndum que él percibe en sus propias filas... Nada nuevo, por otra parte.
.
El PACMA, toda una sorpresa en las calles, prometían "dar voz a los animales" en el Parlamento, ¡como si no hubiera ya suficientes! La sensatez de mi mujer me impidió preguntarles por qué se oponen a la tauromaquia, único punto de su programa, y no a la venta de insecticidas. Sigo con la duda...
.
Unimos Podemos tenía un puesto con música, gran despliegue de folletos y con mucha gente activa en el reparto de papeles, que incluía varios otros puntos de distribución, como el cercano mercadillo repleto de gente enferma de consumismo. La campaña que están haciendo es muy buena, pero la lástima es que sus propuestas sean bien conocidas aunque se cubran de una dulcificada cursilería. Las sonrisas se suelen apagar según se acerca uno al Gulag...
.
Para una mente perspicaz, y perdonen mi inmodestia, quizás lo más llamativo de todo es la ensordecedora ausencia del PP, que ni siquiera ha pegado carteles. No es algo que me preocupe especialmente, salvo porque su soberbia actitud se parece trágicamente a la de la CEDA en febrero de 1936...
.
Finalmente, me acercaré al Gran Plaza a ver que descubro en "La Pinta", extraordinario nombre para una tienda de moda de significado columbino-subliminal.

jueves, 16 de junio de 2016

La actualidad de lo bello de Hans-Georg Gadamer

Hace varios meses que me muevo inquieto por el mundo de las ideas. Sé que suena ridículo, pero en cierta forma es así. Me asaltan determinadas ideas y pensamientos que, pareciéndome certeras, pretendo contrastar desde un punto de vista formal, académico, si fuera posible, pero además moral y éticamente fuertes. Estos pensamientos giran entorno a la belleza y a la Belleza, con mayúsculas. A la percepción estética y sus posibles trampas cuando no van acompañadas de una experiencia ética. En fin, he empezado a buscar lecturas que no sean muy complejas ni muy extensas sobre estética. No he querido, como sería conveniente, empezar en Aristóteles y Platón para ir descendiendo a la "crítica del gusto" de Kant o las "lecciones de estética" de Hegel, pasando, quizás, antes por la obra del "fundador" de la Estética como rama de la filosofía, Baumgarten.
.
Me puse a ello y busqué en las bibliografías de grados y máster de filosofía hasta que di con una obra que, aunque ciertamente parcial, me abriría un campo inicial para seguir profundizando. Así conocí a Hans-Georg Gadamer, filósofo alemán fallecido en 2002 que fue alumno de Heidegger en Marburgo en la misma Universidad en que fue profesor, pasando posteriormente por Heidelberg.
.
El libro elegido, editado por Paidós en un breve volumen de 124 páginas, bajo el título de La actualidad de lo bello, está basado en unas conferencias que Gadamer dictó en Salzburgo en 1974. Este libro lleva un prólogo de Rafael Argullol y tiene el subtítulo de, "El arte como juego, símbolo y fiesta".
.
Ha sido una lectura pausada e interesante, con referencias culturales y filosóficas accesibles y que describe la forma de contemplar y percibir el arte, de disfrutar de la experiencia estética, tras la "muerte del arte" que ya describió Hegel tras la llegada de las primeras vanguardias y la desvinculación del arte con la transcendencia. La explicación que Gadamer hace de la percepción del arte como juego, símbolo y fiesta permite mantener los criterios anteriores.
.
La lectura me ha resultado clarificadora sobre los puntos puestos en cuestión, pero, sobre todo, me abre un campo inmenso sobre el que ahondar y para el que voy a necesitar a partir de ahora más lecturas sosegadas y profundizar en las raíces.

lunes, 13 de junio de 2016

Homosexualidad e hipersensibilidad

Hoy es un día triste porque 50 personas han sido asesinadas en los EEUU a manos de un terrorista yihadí. El tratamiento dado a la información, la preocupación por los hechos en sí y ciertas coincidencias informativas me han impulsado a escribir.
.
El mero hecho de escribir sobre homosexualidad sin empezar con una laudatoria y plena aceptación de este hecho como algo normal en nuestra sociedad, supone un riesgo, que asumo, de ser acusado, con ese neologismo absurdo, de “homófobo”. Pero me atrevo por ser el momento propicio, con el único interés de aclarar algunos conceptos que, en mi opinión, se confunden en la espesa niebla de la hipersensibilidad y la propaganda que nos priva siempre de un sensato análisis sobre el asunto.
.
Dos hechos de naturaleza muy diferente pero vinculados se producen casi a la vez. Casi a la vez del terrible ataque yihadí en Orlando se produce el anuncio de un grupo de homosexuales que han convocado en Valencia una jornada festiva o de protesta, no sé muy bien, para lo que han diseñado un cartel de dudoso gusto que ofende de manera consciente y directa los sentimientos de los católicos.
.
Homosexualidad y religión chocan y lo hacen de manera muy diferente. El islam ataca a los homosexuales y los homosexuales atacan a los católicos. Es evidente que se trata de acciones de naturaleza muy diferente, pero ambas son hostiles. Esto nos debería hacer pensar, siquiera mínimamente, que existe lo que podríamos llamar una "incomprensión bilateral desequilibrada".
.
Un rasgo genérico es la alta capacidad de indignación, de sentirse atacado, de hipersensibilidad, por parte de ciertos grupos homosexuales, no mayoritarios pero sí ruidosos y fuertemente ideologizados, que muchas veces encubren, en el fondo, sutiles rasgos de intolerancia nunca admitidos y que se ponen de manifiesto cuando, por ejemplo, niegan la libertad de expresión, plenamente respetuosa, del Cardenal de Valencia, Monseñor Cañizares, que habló clara y valientemente contra la llamada "ideología de género", que es una postura ideológica, sin base científica alguna, pero cuya asunción se ha convertido ahora en obligatoria.
.
Ante esta situación no puedo evitar volver a hacerme las siguientes preguntas: 
- ¿Por qué una persona ha de tener como seña de identidad algo que debería ser del exclusivo dominio de su vida privada? 
- ¿Por qué un homosexual se ha de caracterizar como tal y yo, por ejemplo, no me caracterizo, ni quiero, por las “técnicas amatorias” que empleo? 
- ¿Por qué se empeñan en mostrarse diferentes cuando realmente no lo son?
- ¿Por qué reclaman derechos o prebendas que no les corresponden (y que les conceden)?
.
Desde el máximo respeto a todos y cada uno de los homosexuales, y sin negar que ha habido injustas y criminales discriminaciones, llegando muchas veces al asesinato como los de Orlando, creo sinceramente que serán plenamente aceptados por todo el mundo cuando dejen de hacer bandera de su condición, ya que esa condición, que a nadie le importa, debería resultar absolutamente irrelevante para su vida pública.
.
Cuando esgrimen esa bandera como una forma de diferenciación y de reclamación de supuestos derechos que no les corresponden, se generan reacciones. Unas veces tristes y trágicas cuando son atacados por personas intolerantes y sanguinarias. Otras, por contra, suponen una acción insultante contra los católicos que saben que siempre vamos a respetarles como personas, aunque no entendamos porqué reclaman una inexistente diferencia. Rezo por las víctimas y sus familias.