lunes, 25 de enero de 2016

Doce hombres sin piedad de Sidney Lumet

Sidney Lumet fue un director de cine norteamericano fallecido en 2011 y que ganó un Oscar honorífico en 2004 tras haber sido nominado infructuosamente a un Oscar en cinco ocasiones. Su larga carrera como director y también guionista comenzó con la dirección de este largometraje, estrenado 1957 y basado en la obra de teatro, escrita para la televisión, por Reginald Rose. Esta película fue nominada para tres Oscar de los que no obtuvo ninguno; además ganó el Oso de oro en el Festival de Cine de Berlín y un BAFTA, entre otros muchos premios. Rodada en blanco y negro, la acción se desarrolla en el interior de una sala de reuniones, pero las interpretaciones de los doce actores, y en especial de Henry Fonda, hace que el interés y la tensión se mantenga.
.
Doce hombres sin piedad cuenta la actividad de un jurado obligado a emitir un veredicto en un juicio por homicidio, del que es acusado un joven marginal imputado por matar a su propio padre. Al principio, tienen una decisión casi unánime de culpabilidad, con un único disidente de no culpable, que a lo largo de la obra siembra la semilla de la duda razonable. La historia comienza después de que los alegatos finales han sido presentados en el caso del homicidio. Al igual que en la mayoría de los casos penales de Estados Unidos, los doce hombres deben adoptar su decisión por unanimidad sobre un veredicto de "culpable" o "inocente". Al jurado se le indica además que un veredicto de culpabilidad conllevará necesariamente una sentencia de muerte. Los doce pasan a la sala del jurado, donde empiezan a familiarizarse con sus respectivas personalidades. A lo largo de sus deliberaciones, no se llaman por su propio nombre, sino por el número adjudicado. Varios de los miembros del jurado tienen diferentes razones para mantener prejuicios en contra del imputado, su raza, su origen o las propias circunstancias personales, como la conflictiva relación entre un miembro del jurado y su propio hijo.
.
Volver a los clásicos siempre es gratificante, por eso, esta película, a pesar de ser ya antigua, no pierde su frescura ni su interés y, además de ser una de las grandes películas de tema jurídico, es también un alegato al derecho a la vida y una radiografía de diversos arquetipos sociales perfectamente extrapolables a la sociedad española actual.

lunes, 18 de enero de 2016

Un espía entre amigos de Ben Macintyre

Ben Macintyre es un experimentado periodista de The Times, además de notable escritor que ha publicado varios títulos, casi todos relacionados con espionaje y la historia de los servicios de inteligencia durante la II Guerra Mundial. Este que hoy se glosa fue publicado en el Reino Unido en 2014 y en España, un año más tarde, editado por la Editorial Crítica.
.
Un espía entre amigos lleva por subtítulo "La gran traición de Kim Philby", y es la vida de este personaje la que aparece retratada en este extraordinario libro, con más detalle que nunca, gracias al acceso a información británica y, sobre todo, rusa, recientemente desclasificada. Kim Philby había publicado sus memorias, que aparecieron ya en este baluarte, lo que contribuyó a aumentar, más si cabe, el mito.
.
Kim Philby fue, quizás, el más memorable agente doble en la historia. Convertido a la fe comunista cuando era un joven estudiante en el Cambridge de 1930, consiguió trabajar para la Unión Soviética, bajo la cobertura de un respetado oficial de la inteligencia británica desde puestos directivos en el MI6, el Secret Intelligence Service. Philby fue un producto de los más selectos colegios ingleses, que ofrecían hombres cultos, encantadores, de maneras exquisitas, alcoholismo incipiente y moral zigzagueante, lo que le permitió vivir con una doble personalidad y una permanente contradicción durante más de tres décadas.
.
La lectura de este libro no se ciñe a la narración trepidante y genial de unos hechos singulares, que casi parecen imposibles, sino que ejerce una disección psicológica sobre la "cultura de clase" británica que impedía la duda sibre un caballero. Además trata en detalle la relación entre tres hombres con grandes responsabilidades en la inteligencia occidental durante la Guerra Fría; son Philby y Nick Elliott, del MI6 británico y Jim Angleton de la CIA, a quienes unió una aparente amistad barrenada por el engaño trágico de una mente brillante que murió, en absoluta soledad, en Moscú en 1988, a tiempo para no ver la caída del sistema por el que apostó su vida entera.

jueves, 14 de enero de 2016

John Betjeman poems selected by Hugo Williams

Durante la pausada lectura de un delicioso volumen sobre Inglaterra y lo inglés tuve noticia de un poeta que, a juzgar por el autor, es intraducible al español y a la vez es uno de los grandes poetas ingleses. Me picó la curiosidad y me hice con una antología de su obra para experimentar con la lectura de poesía en inglés, cosa que he hecho, sin fe, muy pocas veces, pero que en esta ocasión ha resultado gozosa, pero con matices.
.
Sir John Betjeman fue un poeta y crítico de arquitectura inglés, de origen holandés, que nació al norte de Londres en 1906. Fue alumno de T. S. Eliot en la Highgate Junior School y tuvo que abandonar, posteriormente el Magdalen College de Oxford por haber suspendido la asignatura de “Divinity”. Publicó varios libros de poesía, entre ellos, los aclamados, New Bats in Old Belfries en 1945 y A Few Late Chrysanthemums en 1954. Además escribió varios libros sobre arquitectura y dirigió y presentó algunos programas documentales de la BBC. Su Collected Poems fue publicado en 1958 y se vendieron más de 100.000 copias de la primera edición. Fue nombrado Caballero de la Orden del Imperio británico (CBE) en 1960 y nombrado "Laureate poet" en 1972, título honorífico que ostenataron poetas como Tennyson y que en la actualidad ostenta la escocesa Carol Ann Duffy. Betjeman murió en Cornwall en 1984, pero su memoria permanece gracias a su obra y a una estatua que, en su honor, está situada en la estación de St. Pancras, en Londres, en contra de cuya demolición batalló este singular poeta.
.
Hugo Williams, otro poeta inglés glosó esta antología que hoy viene a este baluarte, en una soberbia edición de Faber & Faber, recopilando poemas de varias etapas del autor, de entre los cuales, comparto con ustedes este poema fúnebre titulado Aldershot Crematorium
.
…..Between the swimming-pool and cricket-ground
…..How straight the crematorium driveway lies!
…..And little puffs of smoke without a sound
…..Show what we loved dissolving in the skies,
…..Dear hands and feet and laughter-lighted face
…..And silk that hinted at the body's grace.
.
…..But no-one seems to know quite what to say
…..(Friends are so altered by the passing years):
….."Well, anyhow, it's not so cold today"-
…..And thus we try to dissipate our fears.
…..'I am the Resurrection and the Life':
…..Strong, deep and painful, doubt inserts the knife.

lunes, 11 de enero de 2016

La dulce vida en el campo

Leía plácidamente un libro hermoso y con sabor antiguo, el buen sabor de siempre, y me encontré con una afirmación que me hizo pensar. Venía a decir el autor que el gusto por la vida campestre y lo rural es un sentimiento urbano y relativamente reciente. Reconozco que me dejó descolocado. Más teniendo en cuenta que me considero un amante de la vida rural que vive encerrado, muy a su pesar, en una prisión de humo y asfalto.
.
Pero es cierto que cuando uno ha vivido en el campo o ha hecho frecuentes excursiones por las montañas de España, a veces en condiciones no muy cómodas, se acaba echando de menos el suelo seco, la calefacción y un techo sin goteras, mientras disfruta, a cambio, de majestuosos paisajes que apenas eran valorados por los antiguos y quizás tampoco ahora por los lugareños.
.
La vida en la ciudad tiene una serie de comodidades que nos hace acomodaticios a sus muchos defectos. Desde la ciudad vemos el campo como un lugar al que escaparnos y pasar sólo unas horas para regresar poco después a la gran urbe impersonal y autodestructora en la que vivimos.
.
Durante décadas, mucha población rural se vio obligada en abandonar sus pueblos y las tierras de sus padres para buscar un futuro, que imaginaron mejor, en las grandes ciudades donde sufrieron el desarraigo y otras enfermedades sociales modernas. El espejismo del desarrollo industrial, la urbanización salvaje y la dejación culpable e irresponsable de los gobiernos españoles desde hace más de sesenta años causaron todo este problema, de muy difícil solución. Como efecto secundario se despobló el campo y los pueblos abandonados son ya parte del paisaje triste, mesetario y lúgubre de España.
.
Pero, ¿sucede igual en todos los países? Puedo asegurar, porque lo he vivido, que en Inglaterra el campo está más vivo que nunca. Allí, los pueblos, por pequeños que sean, tienen vida, niños, colegios, futuro. El inglés en cuanto puede se va al campo, pero no para un fin de semana, sino para siempre. Y no se va allí a descansar o a retirarse, sino a trabajar y a labrarse un futuro sin necesidad de estar viviendo rodeado de ruidos.
.
Si volvemos al comienzo de este artículo recodaremos que un autor, muy respetado por mi, decía que el gusto por el medio rural es un sentimiento urbano. Y yo le doy la razón, pero apostillo que es un sentimiento urbano hispano, no universal y la diferencia; aparte de ciertos rasgos sociológicos entre las naciones del sur y las del norte, como la citada sociedad inglesa; radica en que el campo en España ha sido olvidado por los gobernantes salvo para captar sus votos, con caciques ayer, o con EREs hoy.
.
Si un próximo gobierno de España es capaz de dar vida al campo, si un gobierno es capaz de que los pueblos se vuelvan a llenar de niños alegres que jueguen a la pelota por las calles, si un gobierno es capaz de que la gente del campo sea capaz de vivir de su esfuerzo y obtengan por ello un salario justo y digno, si un gobierno es capaz de que los jóvenes quieran volver a vivir en el campo, entonces el sentimiento de placer por contemplar los amplios campos, los ríos y las montañas, el gusto de oler a heno o a lluvia sobre la tierra mojada volverá a ser en España un sentimiento universal y no sólo urbano.

sábado, 9 de enero de 2016

Carmina Catholica de Bruno Moreno Ramos

Bruno Moreno Ramos es un joven traductor, poeta, padre de familia y uno de los principales colaboradores de la web InfoCatólica. Ha publicado varios libros en la editorial Vita Brevis que está especializada en volúmenes de temática religiosa. Este poemario que hoy aparece aquí es de 2010.
.
La lectura de los poemas comprendidos en Carmina Catholica, que se mantienen fieles a la métrica y estilo poético tradicional, es gratificante. Algunos de profundidad insondable, otros desternillantes, como el "Romance del buen heterodoxo" o  "El sofá". Es una lectura para rezar y reír, agradable y divertida, que les recomiendo vivamente. Como muestra comparto uno llamado "Aventuras", que dice así:
.
...Si quieres una aventura
...emocionante y extraña,
...no escales una montaña
...ni explores la jungla oscura,
...no saltes de gran altura
...ni estudies para aviador.
...No hay aventura mayor
...que la que viven los dos
...que se casan ante Dios
...en el gozo y el dolor.

viernes, 8 de enero de 2016

San Atanasio contra el mundo de F. A. Forbes

F. A. Forbes es el pseudónimo con el que escribía la Madre Frances Alice Monica Forbes, RSCJ, del Sagrado Corazón de Jesús nacida en Escocia en 1869 en el seno de una familia presbiteriana, convertida a la verdadera religión en 1900 y fallecida en 1936. Fue autora de varias vidas de santos, entre ellas la que hoy nos ocupa, editada por la pequeña y excelente editorial Vita Brevis.
.
San Atanasio contra el mundo es una breve biografía de este santo, pilar de la doctrina cristiana y uno de los Padres griegos de la Iglesia que fue el principal valladar contra una de las mayores herejías del cristianismo, el arrianismo, que negaba la condición divina de Jesucristo. Arrio y sus seguidores intentaban hacer que el cristianismo fuera "menos escandaloso" a los ojos del mundo. A pesar de que el Concilio de Nicea condenó sus enseñanzas, los arrianos se extendieron por toda la Iglesia con ayuda de los poderes políticos. Atanasio, que llegó a ser Patriarca de Alejandría, luchó sin descanso para defender la fe de la Iglesia de los que querían deformarla y por ello sufrió constantes persecuciones y destierros, gobernando su diócesis desde la clandestinidad y escribiendo incansablemente contra la herejía.
.
Como dice en el prólogo su editor, leer hoy sobre San Atanasio podría parecer un mero ejercicio de curiosidad histórica. Lejos de ello, el ejemplo de San Atanasio es hoy más necesario que nunca cuando la última y más perniciosa de las herejías, el modernismo, está acabando con la fe en Occidente y muestra cómo el tesón y la coherencia son las únicas herramientas para que triunfe la Fe.

miércoles, 6 de enero de 2016

La loca de Chillán de Aquilino Duque

Como les dije no hace mucho, Aquilino Duque volvería por estos lares y como lo prometido es deuda, hoy, para celebrar el 85 cumpleaños del autor, les traigo la crónica de lectura de esta obra que fue publicada por la editorial Pre-textos en 2007.
.
La loca de Chillán es una novela muy original en el que se mezcla realidad y ficción y personajes que nacen de la lúcida y fértil imaginación del autor con otros reales que aparecen con sus nombres reales o con apodos de sencilla interpretación. El momento histórico de la novela, como en otras del autor es la época que media entre el el final de la guerra civil y los primeros años de la transición en el que una serie de personas de diverso cariz moral maniobraron para estar en las mejores condiciones en el momento del cambio, situación que dejó muchos cadáveres políticos por el camino y un grupo de oportunistas que medraron hasta dominar la escena, con los resultados que ya conocemos...
.
De Chile a Suiza, pasando por Lisboa y Malta, los personajes de la novela, especialmente Crisanto, Edgar Carlos y Visita, hacen todo tipo de fechorías con tal de salir a flote y, aprovechando unas veces el servicio exterior español, otras, las organizaciones internacionales o la red de contactos, digamos, "progresistas" que tienen para arreglar el mundo, especialmente el de cada uno de ellos.
.
El incidente, ya olvidado, del secuestro por un grupo de españoles y portugueses del barco Santa María y las actividades del General portugués Humberto Delgado para derribar a Salazar son parte del escenario de fondo de esta novela en permanente movimiento y que retrata el paisaje humano de aquellos años.

sábado, 2 de enero de 2016

El niño 44 de Daniel Espinosa

Daniel Espinosa es, a pesar de hispánico nombre, un director de cine sueco, de origen chileno que ha dirigido varios largometrajes en Suecia o Dinamarca y recientemente ha dado su salto a Hollywood. La película que hoy aparece en este baluarte es la adaptación al cine de la novela homónima escrita en 2008 por el británico Tom Rob Smith. El guión mezcla hechos reales como los crímenes del llamado "carnicero de Rostov" en los años 1990s y la situación política y social en la URSS estalinista. La ambientación es muy buena y los actores, como Tom Hardy o Gary Oldman, ayudan a que el resultado sea más que aceptable.
.
El niño 44 se ambienta en la antigua Unión Soviética, en 1953, Leo Demidov es un Capitán de la Seguridad del Estado (MGB) y antiguo héroe de guerra, que cuando investiga una serie de asesinatos de niños, el Estado lo releva de su cargo y lo aparta de la investigación para preservar la ilusión de una sociedad utópica libre de crimen: "No hay crímenes en el Paraíso". Demidov luchará entonces por encontrar la verdad tras estos asesinatos y la auténtica razón por la que el gobierno rehúsa reconocerlos. Por su parte, su esposa es la única que permanece a su lado, aunque también alberga dudas y miedos y oculta sus propios secretos.
.
La película que resulta en su conjunto interesante viene lastrada por la mezcla de tres historias simultaneas que hacen la historia muy compleja y difícil de seguir. La persecución a los disidentes y el irrespirable estado estalinista; la historia de celos, envidia y delación dentro del propio sistema policial y, finalmente, el caso del asesino en serie que acaba siendo el débil hilo conductor de la historia, cuando el comienzo centrado en el sistema soviético merecía, por ssólo una película.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Palmeras en la nieve de Fernando González Molina

Fernando González Molina es un director y productor de cine y televisión español, que ha dirigido cuatro largometrajes siendo éste que hoy se presenta, estrenado en 2015, el último de ellos. Su guión está basado en la novela homónima de Luz Gabás. Ha contado con un elenco de actores habituales de series de televisión como Mario Casas o Adriana Ugarte. Está bien ambientada en el pirineo oscense y en Guinea Ecuatorial, aunque se haya rodado en Colombia. Ha recibido cinco nominaciones, digamos menores, a los Premios Goya, incluyendo el de dirección de producción y la mejor canción.
.
Palmeras en la nieve cuenta la historia de una familia que está dividida entre la montaña oscense y la isla de Fernando Poo donde trabajan en la Finca Sampaka. En 1953 Kilian (¿qué nombre es este?) abandona su casa para emprender, como su hermano, un viaje que cambiará su vida a Guinea, la que fue provincia española hasta 1968. Allí les espera su padre donde trabaja en el cultivo de uno de los mejores cacaos del mundo. Allí descubrirán que la vida social es más placentera que en la España peninsular y vivirán los contrastes entre europeos y nativos y conocerán el significado de la amistad, el amor y el odio.
.
Estamos ante un retrato, quizás no del todo veraz, de la Guinea española de mediados del siglo XX. Admitiendo que la Guinea española es una gran desconocida para el español culto y algo inexistente o difícilmente concebible para el español medio. Palmeras en la nieve pretendía ser un best seller como lo fue la novela de la que toma nombre y guión, pero adolece de ser discreta en el planteamiento en el que, a pesar de la muy cuidada ambientación, parece que quedan cosas sin explicar, hay un exceso de sexo explícito y se acumulan las escenas sin que quede del todo clara la anterior. A pesar del metraje, de casi tres horas, parece como si necesitara, al menos, otra hora más o quizás mejor, haberse planteado en formato de serie para televisión. Prescindible, a mi modo de ver.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

El puente de los espías de Steven Spielberg

Presentar a Steven Spielberg a estas alturas parece un esfuerzo vano, pero conviene recordar que este veterano director de cine norteamericano ha sido nominado ocho veces al Oscar a la mejor película y siete al Oscar al mejor Director habiéndolo ganado en dos ocasiones, por Salvar al soldado Ryan y La lista de Schindler. Tras algunos trabajos menores como Caballo de guerra o experimentos como Las aventuras de Tintín, con esta película que hoy se presenta, Spielberg vuelve a ocupar un lugar preeminente en las carteleras gracias a una puesta en escena memorable, con una cuidada ambientación, un guión poderoso y muy bien articulado, escrito por él mismo y los hermanos Cohen, basado en una historia real y poco conocida y las actuaciones de actores como Tom Hanks que despunta, con su veteranía como el gran actor del cine que es.
.
El puente de los espías narra una sucesión de hechos concatenados sucedidos entre 1957 y 1961, que empiezan en los EEUU con la detención, acusado de espionaje, del Coronel ruso del KGB Rudolf Ivánovich Abel. Para el juicio, se encargó de su defensa al abogado James Donovan. Posteriormente, un avión de reconocimiento U-2 que trabajaba para la CIA fue derribado sobre la Unión Soviética en mayo de 1960, siendo capturado el piloto, Teniente del USAF Francis Gary Powers, marcando uno de los puntos más calientes de la Guerra Fría. A Donovan se le encomendó negociar el intercambio de Gary Powers por el Coronel Abel. La película se centra sobre el cambio que todo esto supone en la vida de Donovan, que pasa de ser un prestigioso abogado de Brooklyn, en Nueva York, a ser un actor primordial de las negociaciones secretas entre ambas superpotencias.
.
Esta es una película de espionaje que se mantiene al margen de los cánones habituales del género. Original y con el empaque de una obra maestra de los más clásico del cine, mantiene un ritmo sereno y se ve con placer. Placer que, sin duda, les recomiendo.