jueves, 14 de agosto de 2014

El pensamiento cautivo de Czesław Miłosz

Hace algunos años escribí en mi larga lista de libros pendientes uno de un autor descocido por mi pero que las referencias me hicieron ponerlo en el primer lugar. Sigo sin recordar de dónde obtuve la referencia pero ya sé porqué estaba en primer lugar. Czesław Miłosz es un escritor polaco que recibió el Premio Nobel de literatura en 1980, año turbulento en su patria polaca de la que se fue en los primeros años 1950 tras dejar un puesto diplomático en París al ser consciente de la naturaleza del régimen comunista del que no quiso seguir siendo cómplice.
.
Miłosz, que falleció hace hoy exactamente 10 años en Cracovia, y aprovecho para rendirle homenaje, escribió en París este libro que lleva por título El pensamiento cautivo. En el reúne nueve ensayos en los que la temática general es la forma en la que el comunismo manipulaba la maquinaria cultural, siguiendo las pautas de Antonio Gramsci, y cómo el aparato político iba neutralizando o ensalzando a los escritores en función de su utilidad para los objetivos revolucionarios. El autor incluye un visión extraña y falseada del cristianismo, así como una visión de España y la conquista de América basada en la Leyenda Negra. No obstante, de los nueve ensayos, los que resultan más interesantes son los cuatro en que retrata a intelectuales, en el peor sentido de la palabra, a los que conoció y trató personalmente, algunos incluso amigos de juventud.
.
Los cuatro ensayos en los que traza el retrato cultural y, sobre todo, moral de cuatro escritores, quienes a pesar de que enmascara su identidad bajo pseudónimos, han sido identificados y, posiblemente para la sociedad polaca de sus tiempos resultaba más evidente a quién se refería. Los escritores elegidos son: “A, el Moralista”, que se refiere al escritor Jerzy Andrzejewski; “B, el Amante Desdichado” que corresponde a Tadeusz Borowski; “C, el Esclavo de la Historia” bajo cuyo nombre estaba el diplomático Jerzy Putrament y “D, el Trovador”, referido a Konstanty Ildefons Gałczyński. Estos cuatro ensayos son un verdadero bestiario, muestra de iniquidad, de adaptación al nuevo régimen polaco de los 1940s que retrata, a su vez, un perfil psicológico, de determinadas categorías humanas de aquellos años, pero permanentes en nuestra sociedad actual.
.
Es una lectura muy recomendable para aquellos desmemoriados (o con memoria selectiva) para saber qué fue, y sigue siendo, el comunismo y el peligro que supone esta ideología totalitaria, sobre todo ahora que se nos presenta bajo modernas y atrayentes disfraces.

viernes, 1 de agosto de 2014

Los lirios del campo y las aves del cielo de Soren Kierkegaard

Hace unos día leía en el Diario de Cádiz un artículo de Enrique García-Maiquez, en el que recomendaba este libro. Sabedor de su tino para la selección de lecturas me fuí, sin dudarlo a hacerme con este libro que publicó recientemente RIALP, en una edición reducida, de unas ochenta páginas que es una selección, muy bien hecha por cierto, del libro original del danés Soren Kierkegaard, más voluminoso.
.
No se menciona en el libro a cargo de quién corrió la edición, pero queda con un aspecto uniforme y de una homogeneidad absoluta. Los lirios del campo y las aves del cielo es un comentario a un pasaje evangélico de San Mateo, Mt. 6, 24-34, que dice: "Nadie puede servir a dos señores, pues menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y a las riquezas. Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida? ¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Porque los *paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas".
.
Kierkegaard, cristiano de fe asentada y profunda hace una reflexión sobre el significado de este pasaje. Parte importante de su explicación son dos breves cuentos, uno de un lirio y otro de una paloma, que ayudan a entender el mensaje evangélico en su inmensa profundidad y con la enorme esperanza que nace de sus versículos.

jueves, 31 de julio de 2014

Amanece en Edimburgo de Dexter Fletcher

Las películas musicales nunca han sido de mi especial gusto, pero esta cinta, estrenada hace un par de meses, era, según me decían, especial. Por ello fui a verla.
.
Dexter Fletcher, su director, es un conocido actor de teatro y de series de TV británicas. Como director este es su segundo trabajo con el que alcanzó un gran éxito de taquilla y crítica.
.
Amanece en Edimburgo cuanta la historia de dos buenos amigos, Davy y Ally que regresan de combatir en Afganistán, donde han perdido a algún compañero. Llegan a Edimburgo, su ciudad dinde pretenden volver a la normalidad. Ally se reencuantra con con Liz hermana de Davy, y este conoce a Yvonne con quien comienza su noviazgo. Entretanto, los padres de Liz y Davy, Rab y Jean están ocupados planeando sus bodas de plata. Una serie de acontecimientos inesperados hacen que estas tres parejas se tambaleen y entren en una fase de crisis que se solucionarán de diversa maneras.
.
La película pone ante el espectador, junto a unas canciones y bailes colectivos graciosas y pegadizas, una historia, o tres, por ser exactos, de amor, de fidelidades y amistad, donde la familia es lo primero y el respeto a los sentimientos es sagrado, sin caer en sensiblería ñoña.
.
Pero además tras ver esta película a uno le dan unas ganas locas de regresar a Edimburgo., ciudad retratada con todo el amor del que es capaz un londinense, que en el caso de Fletcher es mucho.

miércoles, 30 de julio de 2014

El hombre que mató a Liberty Valance de John Ford

En una cena memorable e irrepetible, un puñado de amigos hablaron de libros, de filosofía, de viajes de saberes y de cine. Cuando el séptimo arte tomó protagonismo salieron a relucir, sobre todo, algunas películas clásicas de las que, con cierta unanimidad, se señalaba como una de las mejores películas de la historia esta titulada El hombre que mató a Liberty Valance.
.
Esta película, un western atípico, es una de las últimas obras de John Ford, estrenada en 1962 con un panel de actores inmejorable: John Wayne, Lee Marvin y James Stewart. Es una obra maestra que fue nominada aun Oscar al mejor vestuario...
.
El argumento cuenta la historia de amistad entre Ransom Stoddard, un abogado que llega a ser Senador del Estado y Tom Doniphon, un hombre de modales rudos que posee un natural sentido de la justicia. Les une el azar de la lucha  y muerte contra un bandido llamado Liberty Valance. Les une también la amistad de una joven que tiene el corazón dividido.
.
El hombre que mató a Liberty Valance es una gran historia, una historia de amistad, de fidelidad y de respeto por los valores que fundaron los EEUU.

lunes, 28 de julio de 2014

Almas ardiendo de León Degrelle

León Degrelle fue un líder político belga de los turbulentos años de la segunda Guerra Mundial. Católico ferviente se vio arrastrado, sobre todo a raíz del asesinato de su hermano, a una carrera política en la que acabó siendo aliado del III Reich de Adolf Hitler. En la vorágine de la guerra llegó a mandar la División Wallonia de las SS, formada por belgas, tanto por flamencos como, sobre todo, valones. Perdida la guerra se refugió en España donde encontró una nueva vida y un país soleado que lo acogió. Degrelle murió en Málaga en 1994.
.
El volumen leído es una segunda edición, quizás también última, de la edición traducida y prologada por Gregorio Marañón, por la editorial La hoja de roble, en 1954.
.
Además de su azarosa vida, Degrelle dejó algún libro escrito, todos ellos autobiográficos, narrando su guerra o su Camino de Santiago. Este que se glosa hoy, bajo el título de Almas ardiendo, se agrupan reflexiones personales y pensamientos explicadas en el subtítulo: Notas de paz, de guerra y exilio.
.
El libro escrito en forma de aforismos más o menos largos en un lenguaje poético, incluye afirmaciones contundentes como: "Es infinitamente más difícil que el alma se afane mil veces cada día en deberes pequeños que realizar, en una ocasión solemne, una hazaña memorable"; o como: "Se acerca la hora en que será necesario, para salvar al mundo, un puñado de héroes y de santos que emprendan su reconquista".

domingo, 27 de julio de 2014

El avestruz, tótem utópico del Marqués de Tamarón

Hace no muchos años descubrí la obra reducida y selecta, del diplomático D. Santiago Mora-Figueroa Williams, Marqués de Tamarón, título con que firma sus libros. Leí su obra y me pareció de una pureza literaria y de un inconformismo contra la modernidad tal, que me gustó y desde entonces he leído casi todo lo que se ha publicado bajo su firma, ya sean novelas, cuentos o ensayos.
.
Ediciones Encuentro publicó hace aproximadamente un año este librito de menos de cincuenta páginas editado conjuntamente con el Centro Universitario Villanueva, de la Universidad Complutense de Madrid. El motivo es que lo publicado es una conferencia inaugural que Tamarón pronunció en septiembre de 2012 en el citado Centro. El extraño título de la conferencia, El avestruz, tótem utópico, corresponde al del libro que incluye a modo de presentación o prólogo un texto de D. José Bernardo San Juan, autoridad académica de Villanueva. De lectura agradable y texto preciso, hace una radiografía cultural y moral del autor. La conferencia en si, es un ejercicio de erudición, análisis de políticas lingüísticas y de toque de atención hacia "el poder" que incumple sus propias normas en su política lingüistica-autonómica. La avestruz, animal citado sólo en el último párrafo de la conferencia, es el símil empleado por Tamarón para definir a ese poder que no entendió la frase de Nebrija, uno de los pivotes, junto con San Pablo, sobre la que gira la conferencia, de que "la lengua fue compañera del Impero".
.
Lectura extraordinaria para reflexionar sobre asuntos graves de apariencia leve que Tamarón disecciona con ironía, erudición y sensatez.

lunes, 21 de julio de 2014

La soledad de Alcuneza de Salvador García de Pruneda


Me fue recomendado este libro, como tantos otros por buenos lectores y mejores amigos. Una novela singular sobre la Guerra Civil, en la que apenas se habla de política salvo desde un distante descreimiento, donde lo que impera, como dice el subtítulo, es la espuela y la espada. Sable, corregiría yo.
.
Esta novela, de casi 600 páginas, ha sido reeditada por Renacimiento, a iniciativa de los hijos del autor ya fallecido, que la ha publicando ahora completa ya que había sido reducida en su primera edición hace medio siglo, bajo su actual título, La soledad de Alcuneza.
.
Su autor, Salvador García de Pruneda, fue un diplomático español que sirvió durante la Guerra Civil como Teniente de Zapadores en la División de Caballería, por lo que la obra, absolutamente autobiográfica, toma para el Teniente Alcuneza el alma y el recuerdo de un Pruneda escritor desde lejanas cancillerías.
.
Esta novela es, y no creo exagerar cuando lo afirmo, una de las mejores novelas bélicas por mí leídas. Romántica, poética y elegíaca, nos cuenta las bellezas y las tristezas de la guerra, la violencia y la estética de la muerte y la destrucción. La muerte de la Caballería y de los viejos y honorables guerreros a la vez que se produce el nacimiento de la firme hermandad de sus peculiares personajes entre explosiones y tiros.
.
Es una novela de soldados. Aquí se degusta la vida de campaña ajetreada y cansina, la incomodidad de la milicia vivida con alegre desenvoltura, la incertidumbre de la muerte esperada con cristiana aceptación. Pruneda nos pone ante una historia verídica, al menos en su espíritu, que deberían leer muchos de nuestros generales que cifran la milicia en cálculos económicos y juegan con las carreras y vidas de los suyos con escaso decoro y olvido de los valores de los que el joven Teniente Alcuneza hacía, mientras cabalgaba por los campos de España, estandarte y seña.

miércoles, 16 de julio de 2014

Cuaderno de vacaciones de Luis Alberto de Cuenca

Leí hace unos días en ABC la crítica, amistosa y veraz del último poemario de Luis Alberto de Cuenca. Venía de la pluma de Juan Manuel de Prada y me convenció lo que decía sobre este prolífico poeta del que apenas había leído nada y sobre el que tenía documentadas y buenas referencias.
.
Cuaderno de verano, fue publicado por Visor en 2014 en una cuidada edición a dos tintas y en tapa dura. En el aparecen ochenta y cinco poemas escritos durante las vacaciones veraniegas del autor entre 2009 y 2012. En ellos, como comenta de Prada en su artículo de Cuenca hace su particular ejercicio de premodernismo poniendo en almoneda de todo lo políticamente correcto, lo que se vende y se escribe con letras de oro en las cloacas culturales de España. Luis Alberto de Cuenca hace un homenaje a sus padres, a su Dios a quien se encomienda y hace declaración pública de ser un espíritu libre. Como muestra un botón.
.
.....Las Paradojas de Satán
.
.....Aquel cuya mirada petrifica
.....y hace que abandonemos la esperanza,
.....aquel que no es amado ni es capaz
.....de amar a nadie, el ogro de los cuentos,
.....el científico loco que pretende
.....someter el planeta a su capricho,
.....el cómitre feroz de la galera
.....otomana, el psicópata, el azote
.....de Dios, el enemigo de los cielos,
.....el mal en su cenit, el horror puro,
.....es, además -y no lo olvides nunca-,
.....el padre de las ciencias y las artes,
.....el emblema del individualismo
.....y el paradigma de la libertad.
.....Con estas paradojas debería
.....uno arar, si desea
.....que el árbol de la vida dé sus frutos.

lunes, 14 de julio de 2014

Plasencia. Arte y relax, comida y buen vino


Un súbito sentido de huida se apodera de mi con incierto frenesí en determinados momentos del año, sobre todo en las épocas que animan a la ociosidad o a la simple pereza. No lo puedo evitar. La huida, cualquier huida, no tiene sentido si no se hace hacia algún lugar en el que se satisfagan las perentorias necesidades sentidas que suelen estar vinculadas, en mi caso a una creciente misantropía, virtud (no lo duden) que me permite disfrutar de momentos deliciosos de contemplación de paisajes poco visitados o edificios singulares o personas de extrañas costumbres, que, complementando el entorno, son siempre lejanas e inanes. He de decir que en estas huidas procuro ir acompañado de la única persona a la que, por formar conmigo, años ha, una sola carne, no considero en absoluto ajena.
.
El lugar elegido esta vez para la, siempre demasiado breve, huida fue la villa renacentista y amurallada de Plasencia, en la provincia de Cáceres, casi limítrofe con Salamanca y Ávila, a los pies de Gredos y bañado por el río Jerte, regador de cerezas y pasivo testigo primaveral de blancas floraciones. Allá fuimos con libros y ganas de pasear, pero poco, comer y beber con moderación los productos de la tierra y hablar de lo divino y de lo humano. El propósito fracasó parcialmente ya que la moderación gastronómica no fue tal. La culpa fue del Restaurante El Chamizo que con buen oficio y no poco arte, nos ofrecieron buen vino y mejores viandas a las que sucumbí. Además, los desayunos y otras colaciones, complementaron el exceso, sólo compensado por la tranquilidad, el sosiego y la paz que se disfruta en el Parador de Plasencia donde me solazaba.
.
Los paseos por la parte antigua de esta pequeña villa son deliciosos. Tomar un refrigerio en la concurrida Plaza Mayor, donde se puede ver el ayuntamiento, con su reloj animado, o visitar las catedrales, la vieja románica, cuyo rosetón cubierto con alabastro pueden ver arriba en la foto, y la nueva, que envuelve a la antigua, churrigeresca, consiguiendo una perfecta simbiosis, son una experiencia única donde historia, arte y religión se unen como quintaesencia hispana.
.
Lo malo de disfrutar de un fin de semana en un lugar pequeño y tranquilo como Plasencia es que se hace más duro el regreso a la urbe fagotizadora de calma y alteradora de mis días y mis noches... Necesito volver a huir.

viernes, 11 de julio de 2014

El Greco y la pintura moderna en el Museo del Prado

Para quitarme la espinita de no haber llegado a tiempo de ver la exposición "El Griego de Toledo" para celebrar el cuarto centenario del genio cretense, visité la exposición que el Museo Nacional del Prado organizó bajo el título de El Greco y la pintura moderna.
.
Esta exposición que cierra a principios de octubre reúne una serie de cuadros y unas pocas esculturas de Doménico Theotocopópulos mostrando su influencia en pintores modernos, desde Picasso a Zuloaga, pasando por Manet, Fortuny, Chagal, Giacometti o Madrazo.
.
La exposición supone un sugerente y original recorrido por el arte de mitad del siglo XIX hasta las vanguardias de la primera mitad del siglo XX en el que se desvelan la admiración por el Greco y la génesis del estilo de muchos artistas consagrados que tenía su origen en un estudio toledano de hace 400 años. La visita, verdaderamente extraordinaria, merece la pena.