miércoles, 22 de junio de 2016

La transformación digital del talento de Alberto García-Lluis Valencia

Alberto García-Lluis Valencia es un economista español, director de la consultoría VKMC,SL, que tiene como función "acercar a sus clientes, tanto administraciones públicas como empresas, soluciones a los nuevos escenarios a los que tienen que hacer frente de forma inmediata, ayudando a la transformación los modelos de negocio de las empresas, para su adaptación a la Economía Digital". Pero además y, sobre todo, Alberto es mi amigo desde hace muchos años y nos hemos visto crecer (y mucho) desde la infancia.
.
La transformación digital del talento es su primer libro, aunque él insista en llamarle "informe" durante sus más de 200 páginas. Ha sido publicado en el primer trimestre de 2016 por Didot en un volumen sólido, bien encuadernado, con gran profusión de gráficos y diagramas explicativos. El libro se complementa con dos interesantes anexos, uno con la cronología del cambio que estamos experimentando y otro en que analiza en detalle los casos de Google y Apple.
.
Es un libro que presenta por un lado un análisis de las nuevas formas de negocio en las que, sin demasiados tecnicismos que los profanos agradecemos, dibuja con trazo certero la evolución de las empresas desde finales del siglo XX hasta nuestros días en los que la tecnificación de los procesos industriales y de servicios están diseñando una nueva sociedad que se va adaptando a una velocidad vertiginosa a las necesidades del mundo empresarial que es, al fin y al cabo, quien ofrece servicios, productos y empleo.
.
El meollo del libro está basado en gran cantidad de estudios de sociólogos, profesores, economistas y empresarios así como en las apreciaciones del propio autor quien nos adelanta que se avecina una sociedad altamente tecnificada con grandes tasas de desempleo, salvo que la transformación del sistema empresarial y, sobre todo del educativo, se adapten a esta imparable tendencia.
.
No es un libro catastrofista, por el contrario da algunas de las claves que se han de tener en cuenta para transformar la sociedad actual y que la transición sea lo más leve posible. El análisis es muy bueno y, aunque los ejemplos están tomados, sobre todo de empresas de alta tecnología y de desarrollos informáticos, como las citadas más arriba, también deja un hueco a otras empresas no informáticas pero igualmente novedosas como Tesla. Por puro interés personal, creo que lo más interesante es el caso de la educación y el necesario cambio que ha de acometerse cuanto antes.
.
En definitiva, este libro supone un "ponerse de puntillas" para vislumbrar el futuro próximo en el que vamos a vivir y en la que ya nada será igual, para bien y para mal. Advertidos estamos.

sábado, 18 de junio de 2016

Reflexiones tras un paseo preelectoral

Paseaba plácidamente con mi mujer por Majadahonda, una localidad cercana a Madrid, y me empezaron a dar papeles según iba avanzando por la calle principal, soleada, peatonal y llena de gente, vida, luz y terrazas. En la foto que se muestra, pueden ver los papeles que me fueron amablemente entregados, llevándome a la triste realidad de la campaña electoral en la que nos vemos inmersos. De ese paseo surge la siguiente reflexión lúdico-política.
.
Ciudadanos, con una presencia testimonial, daban globos naranja y folletos en los que explicaban sus, más o menos, conocidas propuestas.
.
El PSOE, con una presencia menor, daba, con poca fe, unos folletos más elaborados, con demasiado texto e ideas confusas. Pide el "Sí", como si fuera el referéndum que él percibe en sus propias filas... Nada nuevo, por otra parte.
.
El PACMA, toda una sorpresa en las calles, prometían "dar voz a los animales" en el Parlamento, ¡como si no hubiera ya suficientes! La sensatez de mi mujer me impidió preguntarles por qué se oponen a la tauromaquia, único punto de su programa, y no a la venta de insecticidas. Sigo con la duda...
.
Unimos Podemos tenía un puesto con música, gran despliegue de folletos y con mucha gente activa en el reparto de papeles, que incluía varios otros puntos de distribución, como el cercano mercadillo repleto de gente enferma de consumismo. La campaña que están haciendo es muy buena, pero la lástima es que sus propuestas sean bien conocidas aunque se cubran de una dulcificada cursilería. Las sonrisas se suelen apagar según se acerca uno al Gulag...
.
Para una mente perspicaz, y perdonen mi inmodestia, quizás lo más llamativo de todo es la ensordecedora ausencia del PP, que ni siquiera ha pegado carteles. No es algo que me preocupe especialmente, salvo porque su soberbia actitud se parece trágicamente a la de la CEDA en febrero de 1936...
.
Finalmente, me acercaré al Gran Plaza a ver que descubro en "La Pinta", extraordinario nombre para una tienda de moda de significado columbino-subliminal.

jueves, 16 de junio de 2016

La actualidad de lo bello de Hans-Georg Gadamer

Hace varios meses que me muevo inquieto por el mundo de las ideas. Sé que suena ridículo, pero en cierta forma es así. Me asaltan determinadas ideas y pensamientos que, pareciéndome certeras, pretendo contrastar desde un punto de vista formal, académico, si fuera posible, pero además moral y éticamente fuertes. Estos pensamientos giran entorno a la belleza y a la Belleza, con mayúsculas. A la percepción estética y sus posibles trampas cuando no van acompañadas de una experiencia ética. En fin, he empezado a buscar lecturas que no sean muy complejas ni muy extensas sobre estética. No he querido, como sería conveniente, empezar en Aristóteles y Platón para ir descendiendo a la "crítica del gusto" de Kant o las "lecciones de estética" de Hegel, pasando, quizás, antes por la obra del "fundador" de la Estética como rama de la filosofía, Baumgarten.
.
Me puse a ello y busqué en las bibliografías de grados y máster de filosofía hasta que di con una obra que, aunque ciertamente parcial, me abriría un campo inicial para seguir profundizando. Así conocí a Hans-Georg Gadamer, filósofo alemán fallecido en 2002 que fue alumno de Heidegger en Marburgo en la misma Universidad en que fue profesor, pasando posteriormente por Heidelberg.
.
El libro elegido, editado por Paidós en un breve volumen de 124 páginas, bajo el título de La actualidad de lo bello, está basado en unas conferencias que Gadamer dictó en Salzburgo en 1974. Este libro lleva un prólogo de Rafael Argullol y tiene el subtítulo de, "El arte como juego, símbolo y fiesta".
.
Ha sido una lectura pausada e interesante, con referencias culturales y filosóficas accesibles y que describe la forma de contemplar y percibir el arte, de disfrutar de la experiencia estética, tras la "muerte del arte" que ya describió Hegel tras la llegada de las primeras vanguardias y la desvinculación del arte con la transcendencia. La explicación que Gadamer hace de la percepción del arte como juego, símbolo y fiesta permite mantener los criterios anteriores.
.
La lectura me ha resultado clarificadora sobre los puntos puestos en cuestión, pero, sobre todo, me abre un campo inmenso sobre el que ahondar y para el que voy a necesitar a partir de ahora más lecturas sosegadas y profundizar en las raíces.

lunes, 13 de junio de 2016

Homosexualidad e hipersensibilidad

Hoy es un día triste porque 50 personas han sido asesinadas en los EEUU a manos de un terrorista yihadí. El tratamiento dado a la información, la preocupación por los hechos en sí y ciertas coincidencias informativas me han impulsado a escribir.
.
El mero hecho de escribir sobre homosexualidad sin empezar con una laudatoria y plena aceptación de este hecho como algo normal en nuestra sociedad, supone un riesgo, que asumo, de ser acusado, con ese neologismo absurdo, de “homófobo”. Pero me atrevo por ser el momento propicio, con el único interés de aclarar algunos conceptos que, en mi opinión, se confunden en la espesa niebla de la hipersensibilidad y la propaganda que nos priva siempre de un sensato análisis sobre el asunto.
.
Dos hechos de naturaleza muy diferente pero vinculados se producen casi a la vez. Casi a la vez del terrible ataque yihadí en Orlando se produce el anuncio de un grupo de homosexuales que han convocado en Valencia una jornada festiva o de protesta, no sé muy bien, para lo que han diseñado un cartel de dudoso gusto que ofende de manera consciente y directa los sentimientos de los católicos.
.
Homosexualidad y religión chocan y lo hacen de manera muy diferente. El islam ataca a los homosexuales y los homosexuales atacan a los católicos. Es evidente que se trata de acciones de naturaleza muy diferente, pero ambas son hostiles. Esto nos debería hacer pensar, siquiera mínimamente, que existe lo que podríamos llamar una "incomprensión bilateral desequilibrada".
.
Un rasgo genérico es la alta capacidad de indignación, de sentirse atacado, de hipersensibilidad, por parte de ciertos grupos homosexuales, no mayoritarios pero sí ruidosos y fuertemente ideologizados, que muchas veces encubren, en el fondo, sutiles rasgos de intolerancia nunca admitidos y que se ponen de manifiesto cuando, por ejemplo, niegan la libertad de expresión, plenamente respetuosa, del Cardenal de Valencia, Monseñor Cañizares, que habló clara y valientemente contra la llamada "ideología de género", que es una postura ideológica, sin base científica alguna, pero cuya asunción se ha convertido ahora en obligatoria.
.
Ante esta situación no puedo evitar volver a hacerme las siguientes preguntas: 
- ¿Por qué una persona ha de tener como seña de identidad algo que debería ser del exclusivo dominio de su vida privada? 
- ¿Por qué un homosexual se ha de caracterizar como tal y yo, por ejemplo, no me caracterizo, ni quiero, por las “técnicas amatorias” que empleo? 
- ¿Por qué se empeñan en mostrarse diferentes cuando realmente no lo son?
- ¿Por qué reclaman derechos o prebendas que no les corresponden (y que les conceden)?
.
Desde el máximo respeto a todos y cada uno de los homosexuales, y sin negar que ha habido injustas y criminales discriminaciones, llegando muchas veces al asesinato como los de Orlando, creo sinceramente que serán plenamente aceptados por todo el mundo cuando dejen de hacer bandera de su condición, ya que esa condición, que a nadie le importa, debería resultar absolutamente irrelevante para su vida pública.
.
Cuando esgrimen esa bandera como una forma de diferenciación y de reclamación de supuestos derechos que no les corresponden, se generan reacciones. Unas veces tristes y trágicas cuando son atacados por personas intolerantes y sanguinarias. Otras, por contra, suponen una acción insultante contra los católicos que saben que siempre vamos a respetarles como personas, aunque no entendamos porqué reclaman una inexistente diferencia. Rezo por las víctimas y sus familias.

martes, 7 de junio de 2016

Gloria de Julio Martínez Mesanza

Julio Martínez Mesanza es un refinado poeta de producción escasa pero de muy alta calidad y que frecuenta una temática que me resulta especialmente cercana y grata, por lo que leer su obra es siempre una experiencia de acercamiento a la belleza en la que ética y estética se entrecruzan confundiéndose plenamente.
.
El autor ya adelantó, como regalo de Reyes, el poema más largo de este libro, titulado Jan Sobieski. Recientemente, Enrique García-Maíquez, en su blog, nos regalaba un vídeo con el recitado de este mismo poema por el propio autor.
.
Aprovechado la Feria del Libro, me acerqué y, entre otras cosas, compré un ejemplar que ha sido editado por Rialp en su colección de poesía Adonáis.
.
Me ha llamado la atención la mención en varios poemas del concepto "merecimiento" y es, imagino yo, porque sabiendo que en este mundo en que nada merecemos y que todo es Gracia, este debe ser un tema central en un poemario titulado GloriaLes dejo como muestra este poema, versión del fragmento 16 de Safo, que me ha resultado especialmente grato.
.
Safo dieciseis
....Lo más hermoso de la negra tierra
....no es una carga de caballería,
....no es el choque frontal de dos falanges
....ni el blanco surco de una nave negra.
....Lo más terrible de la hermosa tierra
....es amar el desdén de quien amamos.

miércoles, 1 de junio de 2016

La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey de Mary Ann Shaffer

No recuerdo muy bien dónde leí la crítica de este libro de cuyo título y autora nada sabía. Lo cierto es que animado por las críticas leídas lo busqué, cosa nada fácil, y me hice con un ejemplar para dar cuenta de la crítica leída.
.
Mary Ann Shaffer fue una bibliotecaria norteamericana fallecida hace ocho años que dio el salto a la literatura inspirada por una experiencia personal en Jersey, una de las islas del Canal, junto con Guernsey y otras menores. El libro es póstumo y fue terminado por su sobrina Annie Barrows, escritora de más larga y prolífica producción literaria que su tía.
.
La estructura de esta novela que lleva por largo título La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, es muy similar a la de 84, Charing Cross Road de Helene Hanff, a base de cartas en una y otra dirección.
.
La historia se centra en la Inglaterra de 1946 en la que una escritora pretende escribir algo pero no encuentra inspiración, hasta que descubre la fascinante historia de la ocupación alemana de la isla de Guernsey, de la vida cotidiana de sus habitantes, sus problemas y dificultades y cómo de esta situación nace una pasión por la lectura. La historia acaba siendo encantadora por su sencillez y deja un grato recuerdo y un especial aprecio por los personajes perfectamente delineados y creíbles que van apareciendo en esta novela.

viernes, 27 de mayo de 2016

Valladolid, capital de un viejo imperio

Un breve e intenso fin de semana me llevó a pasar unas horas de descanso en Valladolid. La que fuera cuna de Felipe II, y capital de un viejo imperio en el que no se ponía nunca el sol, conserva su tranquilidad, su recia elegancia castellana y la amabilidad, también recia y castellana, de sus gentes.
.
El fin de semana fue de un sol radiante lo que hacía que los vallisoletanos estuvieran en las calles disfrutando de los primeros días de verdadero verano, que invitaba a pasear, sentarse en una terracita a tomar un vino fresquito de Rueda o un sobrio Ribera de Duero y ver, mientras tanto, pasar la vida con cierta indiferencia.
.
Visitar el Museo Nacional de Escultura o el Patio Herreriano, contemplar la rica arquitectura religiosa, con iglesias, románicas, góticas o barrocas, es una delicia que deja el poso de la rica historia de España centrada en esta capital regada por el Pisuerga. Si además se ve desde la distancia la monumental Academia de Caballería y se disfruta de cerca el monumento al Regimiento Alcántara, obra de Mariano Benlliure, el recorrido artístico vallisoletano queda completo.
.
Esto deja paso al capitulo gastronómico en el que la oferta es amplia y de gran calidad. La bebida por excelencia e indiscutible son los vinos que da esta tierra. Los verdejos de Rueda, blancos, puros y afrutados que combinan con pescados o con lo que queramos, como con un atardecer, dejan paso a los riberas que, con sus diferentes maduraciones, alcanzan la excelencia de los tintos hispanos y son muy aptos para acompañar a un cordero o a carnes rojas de las que esta tierra es también generosa.
.
Existe, además, una cierta tradición de los pinchos, que nada tiene que envidiar a su homóloga donostiarra y que ofrece verdaderos platos de consagrado gourmet a precios populares, por lo que los gourmands, como yo, quedemos satisfechos y colmados de buenas viandas. En este campo destaca Casa Jero, un pequeño local, siempre atestado donde el pincho se convierte en arte.
.
Valladolid, tan cerca de todas partes y tan olvidada desde hace tiempo, es una gran capital española que ofrece la vida sencilla y cálida de una villa y la monumentalidad de una sede episcopal. Disfrútala.

sábado, 21 de mayo de 2016

Un paseo por el bosque de Ken Kwapis

Ken Kwapis es un guionista y director de cine y televisión norteamericano que ha tenido una producción limitada a unos diez largometrajes en más de treinta años, sin que ninguna de sus obras hayan alcanzado gran relevancia ni éxitos memorables. esta película que hoy viene a este baluarte.
.
La película está basada en un libro que lleva el mismo título, escrito por el Bill Bryson, extraordinario narrador que ya apareció por estas almenas, y con cuya lectura disfruté mucho. Cuenta con reparto de verdadero lujo que incluye a maestros de la interpretación y gigantes del cine como Robert Redford, Emma Thompson o Nick Nolte.
.
Un paseo por el bosque es una historia de amistad, voluntad y superación, aunque mucho más de lo primero, Bill Bryson regresa a los Estados Unidos tras pasar más de veinte años viviendo en Inglaterra. Se propone emprender una larga ruta de senderismo sobre la que ha estado pensando parte de su vida. Se trata de una ruta de cerca de 4000 kilómetros que cruza los montes Apalaches, atravesando algunos de los paisajes más bellos del continente americano, que tienen su reflejo durante  toda la película. A este viaje le acompaña un viejo amigo, que es el único dispuesto a acompañarle aunque no esté en las mejores condiciones.
.
La película, sin ser una gran cosa se deja ver con agrado como homenaje a los viejos amigos, pero les recomiendo mejor la lectura de Bryson que siempre será más agradable.

martes, 17 de mayo de 2016

El hombre perfecto de Yann Gozlan

Yann Gozlan es un joven director de cine francés que ha dirigido hasta la fecha dos largometrajes. Este que hoy se presenta es el último, estrenado en 2015, que ha sido un éxito de crítica en Francia y que viene con hechuras elegantes y una puesta en escena sencilla y efectiva que cabalga un guión ingenioso y a veces inquietante.
.
El hombre perfecto cuenta la historia de Mathieu es un joven de veinticinco años que aspira a convertirse en un autor literario reconocido, lo que se convierte en un sueño inalcanzable ya que, a pesar de todos sus esfuerzos, no encuentra inspiración que le dé la calidad para poder ser editado. Sus obsesiones literarias las combina con un trabajo en la empresa de mudanzas que dirige su tío en movimiento. Durante su trabajo encuentra el manuscrito de un anciano solitario que acaba de morir en el que cuenta su experiencia en la guerra de Argelia. Mathieu duda antes de decidirse a firmar el texto con su nombre, usurpando así la identidad del verdadero autor. Este hecho cambia su vida y le lanza al estrellato convirtiéndose en la nueva gloria de las letras francesas. Pero con la fama vendrán otras circunstancias no previstas, algunas dulces como su matrimonio con una joven, adinerada e inteligente crítica literaria y otras que acaban conformando una espiral de mentiras y crímenes que pretenden preservar a toda costa su secreto.
.
Esta película resulta muy entretenida y, como se dijo antes, inquietante. Hace un afilado retrato de la maldad humana señalando los límites insospechados de las consecuencias de la mentira.

sábado, 14 de mayo de 2016

Primavera en Baviera

Ciertas actividades profesionales que no viene al caso comentar, me llevaron a pasar unos días en Baviera. Allí, al sur de Alemania y en una zona casi fronteriza con Austria, pasé unos días diferentes, de vida tranquila, comida sana, lecturas reconfortantes y algo de ejercicio físico. Fueron casi unos ejercicios espirituales previos al Pentecostés.
.
En los ratos libres tuve la inmensa suerte de poder pasear por el campo, a la vera de un rio de montaña, el Ammer, flanqueado por praderas en pendiente que, a medida que se cubrían de abetos, acababan convirtiéndose en las altas montañas de los Alpes Bávaros, aún nevadas en sus cumbres. Como banda sonora, se oían las esquilas del ganado y los trinos de los pájaros, dejando paso, ya al atardecer, al inconfundible e incansable decir del cuco. Una brisa fresca completaba este único paisaje multisensorial, regado, sólo de vez en cuando, por la necesaria lluvia para que la armonía de este rincón del mundo, bendecido por Dios, se mantenga igual.
.
En las encrucijadas de los caminos, como muestra de agradecimiento del alegre pueblo bávaro, sitúan unos grandes crucifijos protegidos por un breve tejado de madera, ambos obra de los artesanos locales. Allí, en cada cruce, hay un motivo para orar y para recordar lo poco que somos y lo poco que merecemos esta perfecta obra de arte que tanto recuerda a Galicia con sus cruceiros y sus gentes nobles y amantes de su tierra.
.
Es normal que los bávaros sean fieles a la fe de sus padres y se mantengan en permanente alabanza y oración, en su trabajo, en sus vidas y en sus paseos, ante el templo grandioso y bello con que Dios les ha bendecido. Y allá volveré, siempre que pueda, a rezar paseando y pasear rezando.