sábado, 2 de enero de 2016

El niño 44 de Daniel Espinosa

Daniel Espinosa es, a pesar de hispánico nombre, un director de cine sueco, de origen chileno que ha dirigido varios largometrajes en Suecia o Dinamarca y recientemente ha dado su salto a Hollywood. La película que hoy aparece en este baluarte es la adaptación al cine de la novela homónima escrita en 2008 por el británico Tom Rob Smith. El guión mezcla hechos reales como los crímenes del llamado "carnicero de Rostov" en los años 1990s y la situación política y social en la URSS estalinista. La ambientación es muy buena y los actores, como Tom Hardy o Gary Oldman, ayudan a que el resultado sea más que aceptable.
.
El niño 44 se ambienta en la antigua Unión Soviética, en 1953, Leo Demidov es un Capitán de la Seguridad del Estado (MGB) y antiguo héroe de guerra, que cuando investiga una serie de asesinatos de niños, el Estado lo releva de su cargo y lo aparta de la investigación para preservar la ilusión de una sociedad utópica libre de crimen: "No hay crímenes en el Paraíso". Demidov luchará entonces por encontrar la verdad tras estos asesinatos y la auténtica razón por la que el gobierno rehúsa reconocerlos. Por su parte, su esposa es la única que permanece a su lado, aunque también alberga dudas y miedos y oculta sus propios secretos.
.
La película que resulta en su conjunto interesante viene lastrada por la mezcla de tres historias simultaneas que hacen la historia muy compleja y difícil de seguir. La persecución a los disidentes y el irrespirable estado estalinista; la historia de celos, envidia y delación dentro del propio sistema policial y, finalmente, el caso del asesino en serie que acaba siendo el débil hilo conductor de la historia, cuando el comienzo centrado en el sistema soviético merecía, por ssólo una película.