domingo, 23 de marzo de 2008

Feliz Pascua de Resurrección

Hoy la naturaleza ha querido manifestar físicamente con su habitual majestuosidad el cambio que hoy, como cada año, se hace palpable en los corazones de los hombres. Cristo ha resucitado y nos ha liberado, para siempre, de la muerte. Los Midlands han aparecido cubiertos por un manto de nieve, blanca, pura, con el que Jesucristo resucitado nos ha querido decir que emepezamos una nueva vida. En esta foto se muestra la vista matutina desde la puerta de mi casa. Premonición de una vida sin temores y liberada de la muerte.
.
Hoy S.S. el Papa Benedicto XVI en su Bendición Urbi et Orbe nos ha dicho: "Cuántas veces las relaciones entre personas, grupos y pueblos, están marcadas por el egoísmo, la injusticia, el odio, la violencia, en vez de estarlo por el amor. Son las llagas de la humanidad, abiertas y dolientes en todos los rincones del planeta, aunque a veces ignoradas e intencionadamente escondidas; llagas que desgarran el alma y el cuerpo de innumerables hermanos y hermanas nuestros. Éstas esperan obtener alivio y ser curadas por las llagas gloriosas del Señor resucitado (cf. 1 P 2, 24-25) y por la solidaridad de cuantos, siguiendo sus huellas y en su nombre, realizan gestos de amor, se comprometen activamente en favor de la justicia y difunden en su alrededor signos luminosos de esperanza en los lugares ensangrentados por los conflictos y dondequiera que la dignidad de la persona humana continúe siendo denigrada y vulnerada. El anhelo es que precisamente allí se multipliquen los testimonios de benignidad y de perdón".
.
Aquí, en la abarrotada iglesia de nuestra pequeña parroquia católica de Oundle, nuestro párroco, el Father Peter, nos ha contado cómo tuvo el privilegio de conocer en 1971 en la plaza de San Pedro de Roma a Francisco Gajownieczek, aquel por quien San Maximiliano Kolbe, dió su vida una tarde del verano de 1941 en Auschwitz, haciendo vivo el testimonio de Cristo. Tras la bendición, el agua bendita se mezcló con mis lágrimas. La misa ternminó con el himno Thine be the Glory, que les ofrezco, cantado por una feligresía inconfundiblemente británica, para que lo disfruten como hice yo.
.
Feliz Pascua de Resurrección en la paz del Señor.


4 comentarios:

Jorge Aspizua Turrión dijo...

Recordemos el Decreto de Emancipación, que afectó a católicos y judíos, librado por el Duque de Wellington y Marqués de Ciudad Rodrígo, militar y verdadero conservador.

Jorge

Nekane dijo...

Gracias por la felicitación de la PASCUA DE RESURRECIÓN, viene de un CORAZON grande, grande, nos ha llenado de alegría y nos ha ayudado a vivir mejor esta importante Fiesta para los que creemos en Jesús.
ERES GRANDE EN EL SEÑOR, GRACIAS POR SER ASI.
Loli

Nekane dijo...

Gracias por la felicitación de la PASCUA DE RESURRECIÓN, viene de un CORAZON grande, grande, nos ha llenado de alegría y nos ha ayudado a vivir mejor esta importante Fiesta para los que creemos en Jesús.
ERES GRANDE EN EL SEÑOR, GRACIAS POR SER ASI.
Loli

La Cazoleta del Arcabuz dijo...

Te enlazaré esta bonita felicitación a mi blog, con tu permiso. Gracias por dar ese testimonio.
Saludos desde los Tercios Viejos.