miércoles, 18 de febrero de 2015

Birdman de Alejandro González Iñárritu

Alejandro González Iñárritu es un director de cine mejicano que alcanzó la fama por sus premiadas películas, Babel (2006), Biutiful (2010) y Amores perros (2000), todas ellas premiadas o nominadas para los grandes premisos internacionales, como los Oscar, BAFTA, Globos de Oro o en los festivales de Cannes o Venecia. Esta película que hoy aparece en el baluarte ha sido nominada para nueve Oscar, aún pendientes cuando esto se escribe, y diez BAFTA, de los que obtuvo sólo el de mejor fotografía. Además se ha llevado dos premios de los globos de Oro y triunfó en el Festival de Venecia. De entre los premios, buena parte de ellos han sido ganados por el vetarano Michael Keaton, cuyo trabajo en la película es magnífico.
.
Birdman es una de las sorpresas de la temporada por varios motivos. Por el original guión y por la magnífica puesta en escena. Pero Birdman no es una película comercial en el sentido que su simbología y su historia, dignamos, no lineal y no cartesiana, no acaba de gustar al gran público, a pesar de ser técnicamente excelente.
.
La película cuenta la historia de Riggan Thompson, un actor que fue muy famoso encarnando a un superheroe, pero que tras caer en el ostracismo, decide recomenzar su carrera en el teatro. La pugnas entre actores, el paralelo mundo fantástico de Riggan, la relación con su familia y el papel de los críticos tienen un hueco en este ácido guión que trata, en palabras del director y coguionista, sobre "la enfermedad de la popularidad".
.
Le podrá gustar o no pero nunca le dejará indiferente este virtuoso ejercicio de cinematografía y de crítica social.