sábado, 3 de enero de 2015

Bajo la misma estrella de Josh Boone

El joven director y guionista de cine norteamericano Josh Boone ha dirigido un par de largometrajes de los que el último es este que hoy se presenta. Basado en la novela homónima de John Green publicada en EEUU en 2012, ha sido galardonada con varios premios de cine independiente, sin que haya saltado a las listas del las películas merecedoras de "premios grandes".
.
Bajo la misma estrella cuenta una historia romántica de amores adolescentes entre dos enfermos de cáncer, Hazel, interpretada por una excelente y jovencísima Shailene Woodley a quien ya vimos en Los Descendientes, y Augustus. Hazel nunca ha dejado de pensar en su muerte desde el momento en el que le diagnosticaron cáncer, a pesar del "milagro médico" que protagonizó anteriormente. Ya que la depresión es uno de los efectos colaterales del cáncer, Hazel se ve obligada por su madre a asistir a charlas de chicos con los mismos problemas en un centro cristiano, cosa que no gusta a Hazel. Allí conoce a Augustus, un chico al que le han amputado una pierna pero que ha sobrevivido a un cáncer. Tras sentir cierta atracción física en el transcurso de la relación se enamoran. Las ganas de conocer el final de una novela, les impulsa a viajar a Ámsterdam para conocer al autor de "Un dolor imperial", el libro favorito de Hazel. Este viaje hace que se estrechen más las relaciones de la joven pareja.
.
Aunque en el retrato del enamoramiento se emplea excesivo sentimentalismo, y se rinde a ciertos tic políticamente correctos, los diálogos son, muchas veces, interesantes y en ellos se atreven a hablar del sufrimiento y el sentido de la vida, de la trascendencia, la muerte y Dios y logra hacerlo con naturalidad, resultando creíble y dejando un recuerdo agradable de esta película.