miércoles, 17 de diciembre de 2014

Perdida de David Fincher

David Fincher es un ya veterano director de cine norteamericano que ha dirigido numerosos largometrajes, casi siempre llevando a la pantalla guiones de cine negro o thrillers. Entre sus éxitos, se pueden mencionar Seven que ha sido uno de sus más celebrados títulos, pero fue La red social, la que le elevó a la gloria con un Globo de Oro y un BAFTA al mejor director en 2010 y tres Oscar. En esta ocasión ha llevado, al parecer con gran fidelidad, la reconocida novela de la joven escritora norteamericana Gillian Flynn, que bajo el título Gone Girl, fue un éxito de ventas y criticas en 2010 en EEUU y en muchos otros países.
.
Perdida cuenta la historia que se desarrolla en North Carthage, en el Estado de Misouri, a orillas del río Mississippi. En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario de bodas, pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, Nick insiste en su inocencia. Una serie de hallazgos y nuevas pruebas van cercando a Nick quien además se ve sometido a un juicio paralelo a través de la prensa. Nick se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es un asesino?
.
Poco se puede contar de esta película dado lo complejo de la trama, las visiones retrospectivas de la relación matrimonial y lo dinámico de la acción que hace que las dos horas y media de película pasen en un suspiro. La película está muy bien rodada y dirigida con actores de excepción como Ben Afleck y una brillante Rosamund Pike, seria candidata al Oscar de 2015, que se unirá varias  otras nominaciones a los Oscar y, con seguridad, a otros premios.
.
Perdida además de un gran thriller es, en cierta forma un retrato de una sociedad hipócrita que cambia de opinión al son de la manipulación televisiva. La trama es tan complejo y el final queda tan abierto que las interpretaciones son muchas y la sensación de haber visto buen cine intensa.