sábado, 13 de diciembre de 2014

Magia a la luz de la luna de Woody Allen

A Woody Allen no hace falta presentarlo, ya que desde los años 70 del pasado siglo nos regala puntualmente cada año una película. Pero recordemos que ha ganado cuatro Oscar de los 23 para los que fue propuesto, tres como guionista y uno como director, ocho BAFTA, dos Globos de Oro y otros muchos cinematográficos, además de un Príncipe de Asturias. Sus seguidores se cuentan por millones y sus detractores también, pero todos esperan, como cada año el regalo de este genio neoyorquino.
.
Allen ha estrenado este año Magia a la luz de la luna, ambientada en la Costa Azul francesa en los felices años 1920s. Los actores principales Colin Firth y Emma Stone, hacen un papel extraordinario interpretando a los dos personajes principales. Se trata de una amable y sencilla comedia romántica en la que un famoso mago, racionalista radical y ateo, es invitado a desenmascarar a una hermosa medium que está "trabajando" junto a familias adineradas británicas que viven en el sur de Francia y a las que, junto a su madre, obtiene unos sustanciosos beneficios económicos. La actitud arrogante del mago se va cambiando según va conociendo a la medium. El desenlace inesperado deja, como acostumbra, un agradable recuerdo.
.
Allen aprovecha como siempre sus películas para reflejar sus propias dudas y sus increencias existencialistas. La existencia o no de Dios está sobrevolando la escena desde el principio, con altibajos y espacio para esa duda nunca desvelada. Todo ello tratado con un espíritu amable y con su peculiar y fino sentido del humor.