lunes, 8 de diciembre de 2014

La Infantería española, instrumento divino.

A alguno le podrá sorprender el título de este artículo, por lo que he de explicarme. Hoy es 8 de diciembre y celebramos, como cada año, la Inmaculada Concepción de la Virgen María, dogma de la Iglesia que fue impulsado, defendido y finalmente aprobado gracias al tesón de los teólogos españoles. Además contó con la ayuda de la defensa y expansión de la Fe Católica, la única verdadera, por parte del Imperio Español. Cuando en 1854 el Papa Pío Nono aprueba el dogma de Inmaculada Concepción, es decir que María nació sin Pecado Original, hace honor a un clamor de casi dos milenios, un clamor que se oyó en todo el Orbe, y se oyó en español y como distinción y homenaje, sólo en España, los sacerdotes visten el 8 de diciembre una casulla azul celeste.
.
Para la expansión de la verdadera Fe y la defensa de la Iglesia fue preciso que España, nación elegida, hiciera uso de sus Armas y llevara la Luz del Evangelio a tierras de infieles, en América, Asia y África, además de evitar la expansión del Islam por el Occidente Ibérico primero, durante ocho siglos, y luego en Lepanto o a las puertas de Viena.
.
En definitiva podremos decir que la misión salvífica de Dios en el Mundo se ha servido de España como nación para llevar su Luz al mundo. A su vez, España se ha valido de sus hombres de armas para defender su Fe y para llevarla a donde no era conocida. Es esta una empresa de siglos en que España quijotesca y gallardamente quemó su Imperio  y sus riquezas por defender su Fe y aún hoy se puede ver el resultado de esta hazaña cuando en miles de templos se reza, en todo el mundo y en español a un mismo Dios, uno y trino.
.
En definitiva podemos decir que la Infantería española, protegida por su excelsa Patrona, la Inmaculada Concepción, ha sido, sin lugar a dudas, una herramienta de la que se ha valido Dios para sus designios. En ello seguimos y felicito a todos los infantes por ello y les animo a que perseveren en esta misión. Laus Deo.