sábado, 10 de mayo de 2014

Veo a Satán caer como el relámpago de René Girard

Hace varios meses asistí a una brilante conferencia del Profesor Ángel Barahona, Catedrático de filosofía en la UFV. El tema era, más o menos, cómo la historia del pensamiento occidental había ido poco a poco desvirtuando su origen evangélico y cristiano y de qué forma los grandes pensadores occidentales, de Kant a Nietzsche, el gran apóstol del ateismo, habían alentado este cambio. El tema en sí, la brillante exposición de Barahona llena de anécdotas y datos me llevó a hablar con él al final y preguntarle sobre la forma de ampliar el conocimiento sobre este asunto tan importante y tan olvidado. Me dio dos títulos. Uno aparecerá a su debido tiempo y el otro es este, Veo a Satán caer como el relámpago, que ha sido editado por Anagrama, y sus casi 250 páginas, a pesar de ser un tratado de antropología y teología, ambas ciencias mezcladas en perfecta sintonía, se hace perfectamente digerible y hasta entretenido.
.
Su autor es el antropólogo e historiador francés René Girard. Su tesis es ciertamente atrevida, y su desarrollo lógico, perfectamente pautado. La conclusión, que desbarata las tesis de Nietzsche, demoledora: El Espíritu Santo es la única explicación racional a la pervivencia del cristianismo tras la muerte de Jesús. Para saber cómo llega a esta conclusión es preciso leer este recomendable libro, pero adelanto que establece una comparación entre los mitos arcaicos de los chivos expiatorios y la muerte de Cristo en la Cruz, estableciendo una tesis sobre la violencia mimética y cómo los teólogos cristianos se han ido adaptando a las tesis modernizadoras que nos han ido apartando del mensaje evangélico.
.
Este libro no le dejará indiferente, y menos si es ateo o sus dudas son más que profundas y se acerca con la mente abierta y el corazón caliente.