domingo, 25 de mayo de 2014

El fin del bipartidismo

Ya llegó el momento de la esperada final de Copa de Europa, ahora llamada Champions League, y promocionada por Gazprom, la compañía gasera rusa que amenaza con dejar a Europa helada de frío el próximo invierno... Pero eso son otras cosas.
.
El partido ha sido emocionante y vibrante. Lo vi, yo que cada vez soy menos futbolero, con la alegría del que sabe que su equipo, a falta de tres jornadas ya casi ha ganado la Liga y tiene el ascenso asegurado, y que cualquiera que fuera el resultado me iba a alegrar. El Real Madrid fue en cierta forma "mi equipo" y lo es de mi familia. El Atleti es un equipo que siempre me ha caído simpático, con una afición admirable y con el Cholo al frente quien a base de esfuerzo y dedicación y con una plantilla "sin grandes estrellas" que ha costado, toda ella, menos que uno sólo de los jugadores blancos, ha conquistado la Liga y casi rozó el sueño europeo por segunda vez, desde 1974, truncado.
.
Comentaristas hay para hablar de tácticas, de alineaciones y de esas cosas. Yo me limito a disfrutar del esfuerzo y de la ilusión. Ayer el fútbol no parecía un sucio negocio. Ayer el fútbol era una empresa de caballeros españoles, jugado en tierras lusitanas, y hoy amanece en Madrid con sabores dulces o amargos, según quién, y con la esperanza de que este renovado Atlético de Madrid, sea el anuncio del fin del bipartidismo que Madrid y Barça han copado durante décadas. Quizás hoy en las urnas suceda lo mismo... veremos.