martes, 27 de mayo de 2014

Análisis de urgencia de las elecciones al Parlamento europeo 2014

Tras un par de días de leer, en diagonal la mayoría de las veces, los análisis y estudios de los resultados de las pasadas elecciones al Parlamento europeo del pasado 25 de mayo, se podrían reproducir libremente las ideas generales que son, más o menos: "El fin del bipartidismo", "Ascenso de Podemos", "Ascenso de la Extrema Derecha en Europa", "Hundimiento del PSOE", "ERC, primer partido en Cataluña" y poco más, pero todo ello notorio y significativo. Algunos incluso han extrapolado los resultados a unas elecciones generales, con resultados de difícil digestión y peor gobierno. A vuela pluma comento lo que considero interesante a este respecto.
.
En primer lugar, afortunadamente, los resultados no son extrapolables a una elecciones generales en las que la gente, que le ve las orejas al lobo, vota de otra forma, pensando más en su futuro y su bolsillo. Por ello, el ascenso de las opciones de extrema izquierda en España es, quizás, un simple toque de atención al PSOE que, a pesar de estar en la oposición, es incapaz de zafarse de la terrible losa que el zapaterismo le colgó al cuello. Por ello el "efecto Podemos", el ascenso de ERC en Cataluña y Bildu en Vasconia, o el crecimiento de IU, bien podrían ser un reflejo del merecido castigo al PSOE. De la misma forma que el ascenso de UPyD lo es para PSOE y PP por igual y el de Ciudadanos y Vox lo es para el PP.
.
La extrema derecha en España no ha seguido el camino de Francia y otras naciones del norte de Europa, ya que habiendo subido mínimamente, no pasan en su conjunto de los 65.000 votos. En cambio la extrema izquierda española sí ha crecido desproporcionadamente marcando, de forma clara, la enfermedad social que sufre España. Su ascenso ha sido de 2,4 millones de votos.
.
Por su parte, las opciones conservadoras, liberales y democristianas cercanas al PP han perdido 2,3 millones de votos. Las opciones socialistas alrededor del PSOE han perdido 1,6 millones de votos. Descartado el paso masivo de votos del PP y su entorno sociológico hacia la extrema izquierda, sólo queda la abstención de los conservadores y la movilización de la izquierda más radical que desde el movimiento 15-M y las movilizaciones violentas de los últimos meses han sido capaces de ocupar ese espacio, antes vacío o desalojado por la derecha más cochambrosa y vendida a los mercados, centro-reformista, dicen ellos, que ha tenido España en su historia.
.
Poco van a importar las políticas del PP y las contrapropuestas del PSOE ya que al final es la capacidad de explicar lo que hacen lo que mueve a la gente y ya han demostrado su incapacidad. La sensación de limpieza, transparencia, falta de corrupción que han sido capaces de transmitir las nuevas opciones como Ciudadanos, Vox, Podemos o UPyD, les han dado el plus de frescura que todos necesitábamos.
.
Finalmente, el "efecto Podemos", creo que va a ser de corto recorrido, a pesar de que su egocéntrico líder, Pablo Iglesias, dotado de una gran capacidad comunicativa, cuente con una plataforma propagandística de televisión que se encuentra, sin duda, tras su éxito. Es improbable que sean capaces de presentar a unas elecciones generales candidatos en cantidad y calidad suficientes. Pero lo van a intentar. Veremos lo que pasa en los próximos meses.