domingo, 2 de septiembre de 2012

La chispa de la vida de Alex de la Iglesia

Para un admirador del José Mota humorista se le hace raro encontrarse a un José Mota serio y haciendo el papel protagonista en esta película, La chispa de la vida, dirigida, nada menos, que por Álex de la Iglesia, ese filósofo que dirige películas, algunas realmente memorables. Esta no quedará como una de sus mejores trabajos pero tampoco se contará entre sus gatillazos, ya que si la película cuenta con actores que cumplen su papel con rigor y muy dignamente y el guión es original y excusa para una dura crítica social, el resultado no acaba siendo redondo del todo, quizás por evidente y por que los personajes no son, digamos, del todo creíbles y se quieren abarcar demasiados asuntos en menos de cien minutos.
.
Un hombre en paro, desesperado y con la autoestima baja sufre un accidente sobre el que cada uno de los personajes busca su ocasión para no verse salpicado, como en el caso de los políticos, o para obtener un beneficio económico, de notoriedad o que buscan el simple morbo de una muerte en directo.
.
Es una caricatura tragicómica de la sociedad española con su telebasura, sus corrupción y donde todo, incluso la vida de un hombre, tiene precio. Al final queda, como veraz moraleja que la familia es el refugio donde toda desgracia tiene su acomodo y su solución cuando se buscan al calor del hogar lejos de los focos y del público.

1 comentario:

Sorel dijo...

Hola Abu,

¿Podrias elaborar una lista con diez de tus peliculas preferidas? (si me llamase Steven y viviese en Seatle escribiria "top ten" pero no es el caso)

Gracias, un saludo.

Sorel