viernes, 5 de febrero de 2016

El apartamento de Billy Wilder

Billy Wilder fue uno de los mejores directores de cine y estadounidenses del siglo XX. De origen austríaco, se afincó en los EEUU donde desarrolló, entre 1934 y 1981, su larga y prolífica carrera profesional que le hizo merecedor de siete Oscar, como guionista o director, de entre las 22 ocasiones en que fue nominado. Este largometraje que hoy aparece se estrenó en 1960 y contó con las magistrales interpretaciones protagonistas de dos gigantes del cine como son Jack Lemmon y Shirley MacLaine. El argumento está inspirado, en parte, en la obra de teatro escrita en 1936 por Noël Coward y titulada Still Life, además, el guion se inspiró en el que de la película británica Breve encuentro, estrenada en 1945. Esta película fue nominada para diez Oscar de los que ganó cinco, a la mejor película, al mejor director, al mejor montaje, a la mejor dirección de arte y al mejor guion original. Pero además se hizo, entre otros con 3 Globos de Oro y 3 Premios BAFTA.
.
El apartamento cuenta la historia de C.C. Baxter que es un modesto pero ambicioso empleado de una compañía de seguros de Manhattan. Está soltero y vive solo en un discreto apartamento del centro que presta ocasionalmente a sus superiores para sus citas amorosas, lo que le ocasiona problemas con sus vecinos y con su vida cotidiana. Tiene la esperanza de que estos favores le sirvan para mejorar su posición en la empresa, como en efecto sucede. Pero la situación cambia cuando se enamora de una ascensorista de la empresa que resulta ser la amante de uno de los jefes que usan su apartamento.
.
La película resulta entretenida y por momentos divertida con la mezcla de enredo y comedia romántica en lo que las excelentes interpretaciones son clave. A la vez es un retrato de cierta sociedad americana y de su inmoralidad, y su aceptación, por lo que no deja de tener un tono cínico que deja un registo ácido. Es una gran película, pero no quizás, merecedora de tantos premios.