lunes, 30 de junio de 2014

Lo que hemos comido de Josep Pla

Que Josep Pla es quizás el mejor escritor español del siglo XX no se le oculta a nadie. Observador atento de las cosas cotidianas, y de la actividad política; de su vida y de la vida de los otros, ha escrito algunas de las mejoes páginas de la lengua española, y con toda seguridad de la catalana. Tenía la capacidad de exprimir una nimiedad hasta sacarle un zumo condensado, esencial, a veces ácido, en forma de literatura, de una literatura donde los adjetivos imperaban sobre cada frase. Pla ha pasado varias veces por este baluarte, con la famosa entrevista de 1976, o libros como su Cuaderno gris, monumento de la literatura autobiográfica, Vida de Manolo, biografía de un escultor, o las deliciosas recopilaciones de experiencias propias en Viaje en autobús, Cartas de Italia o Cinco historias del mar.
.
Hoy le toca a Lo que hemos comido, publicado por Destino y seleccionado, editado y prologado por Vázquez Montalbán. Se trata de una recopilación de artículos sobre variados asuntos gastronómicos. Pla, que reconocía no haber cocinado nunca ni conocer receta alguna, habla, teoriza y experimenta con lo que sale de los fogones, teniendo como referencia la cocina de su país, como él dice, la cocina del Bajo Ampurdán.
.
En este libro, en efecto, no se habla casi de procesos de cocción o de ingredientes pero sí de historia, de economía doméstica e internacional, de las costumbres de los pueblos y naciones y de una evolución de la cocina en España hacia peor debido, en parte, a la industrialización de ciertos procesos y a las prisas que son las peores enemigas de la cocina. Este es un libro que, como todo lo de Pla, merece la pena ser degustado lentamente.