domingo, 13 de febrero de 2011

La casa de Lúculo de Julio Camba

Julio Camba escribe un librito, gracioso e irónico como siempre, sobre diversos aspectos del comer y del sano disfrute de las viandas, que lleva por título La casa de Lúculo o el arte de comer y en la portadilla, añade "Sobre la nueva fisiología del gusto". Se compone de varios capítulos a modo de breves artículos en los que analiza de forma socarrona las cocinas nacionales, los vinos o los diversos ingredientes, carnes, pescados o mariscos.

.
Pero este libro quizás no lo hubiera escrito hoy en día ya que hace un canto laudatorio hacia la cocina francesa mientras deja en un lugar secundario a la española. Una muestra: La cocina española está llena de ajo y de preocupaciones religiosas. El ajo mismo yo no estoy completamente seguro de que no sea una preocupación religiosa. Incluso cuando habla de vinos se ciñe en exclusiva a los Borgoña y Burdeos sin que Rioja u otras denominaciones aparezcan en sus líneas. Hay que tener en cuenta que esto fue escrito en 1929, cuando las cosas eran diferentes, en España y también en Francia.
.
Camba sabía del buen comer y del buen beber mejor que nadie, perfecto bon vivant, acabó ocultando su soledad en los salones de la que fue, durante 13 años, su última casa, el Hotel Palace de Madrid. No obstante siempre es agradable leer a Camba y su peculiar, gallega y epicúrea, valga la redundancia, forma de ver la vida.

No hay comentarios: