sábado, 10 de octubre de 2009

Férias com Salazar de Christine Garnier

Encontré hace muchos años un ejemplar de Ferias com Salazar (Vacaciones con Salazar) en casa de mi abuela. Tenía en su portadila una dedicatoria en portugués de una hija a su padre. Ambos eran y siguen siendo absolutos desconocidos para mi. Ignoro cómo llegó este libro a mi poder pero me gustaría conocer sus peripecias.
.
El libro fue escrito por la escritora y periodista francesa Christine Garnier, quien al parecer era belga de nacimiento. La Señora Garnier, a quien vemos con su biografiado en la foto de la izquierda provenía de una familia de militares franceses y frecuentaba la alta sociedad parisina por lo que le resultaba sencillo desenvolverse en los círculos de poder de la época. El libro fue publicado en francés y posteriromente fue traducido al portugués, español e inglés. La edición para Portugal es de 1952, habiendo sido uno de los mayores éxitos editoriales del pais vecino en el siglo XX.
.
El libro cuenta la peripecia de la periodista que consigue una entrevista de una hora con el Pimer Ministro portugués y acaba consigueindo pasar unas breves vacaciones con él en el verano de 1951 entrevistándole y haciendo un retrato íntimo y muy persoinal de este personaje de la historia portuguesa. Su peculiar relación entre Salazar y la periodista llegó a ser un verdadero enamoramiento platónico lo que ha dado lugar a una miniserie, seguramente no muy fiel a la verdad, para la televisión portuguesa.
.
Salazar que nació en una familia muy humilde fue seminarista y colgó los hábitos para ser catedrático de economía en Coimbra, allí fue llamado para ser ministro y tras varias negativas entró en política. Durante la larga entrevista, Antonio Oliveira Salazar se va haciendo cada vez más humano y Garnier va mostrándonos a un hombre tímido, inteligente, de profundas conviciones poíticas y religiosas y tremendamente humilde.
.
Es innegable que el Estado Novo que se configuró en los años 20s no era un régimen democrático, como no lo era casi ninguno e Europa, y se cometieron desde el poder crímenes a cargo de la temida Policía Internacional de Defensa del Estado, más conocida como PIDE. Aún así, la figura de Salazar sale a flote a pesar de la historia y de la propaganda en contra. Así se ve como al Puente 25 de Abril, la mayoría de los lisboetas, salvo los muy jóvenes, le sigen llamando "a Ponte Salazar" y en 2007, la Radio Televisión Portuguesa hizo una encuesta para conocer al "portugués más grande de la historia" y frente a Vasco da Gama, Camoens o Afonso Henriques, Antonio Oliveira Salazar era, con un 41% de los 160.000 votos, el portugués más valorado. Si lee este libro sabrá por qué.