martes, 1 de abril de 2008

Hace ya tres años . . .


Hoy sólo te dedico una oración y mi eterno agradecimiento por lo que hiciste y por cómo lo hiciste.

Gracias por habernos guiado con tu sonrisa y tu mano firme.

Gracias por habernos enseñado el camino.
Karol, espérame en el Cielo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Nos unimos a vuestra oración.
Nekane

Kahlenberg dijo...

El Papa que globalizó la mitra, que llevo el testimonio de esperanza a todos los rincones del mundo y que demostró en su labor hasta los últimos días de su fatigado cuerpo un testimonio de lo que significa vida consagrada. Sin duda un ejemplo y tengo pendiente por leerme de él, "Orientale Lumen".

Por cierto ahora S.S. Benedicto XVI se va a los USA y Australia y un buen blog para seguir la visita y con muchas curiosidades es

http://www.americanpapist.com/blog.html

Un saludo.

pepelu dijo...

Gracias por el post. Yo hoy no he podido hacerlo, pero estaba seguro de que más de uno lo recordaríais.

Un saludo.

Bazán dijo...

Hago también mía la última frase.

Abu Saif al-Andalusi dijo...

GRACIAS A TODOS POR VUESTRO TESTIMONIO