jueves, 3 de diciembre de 2015

Un funeral de muerte de Frank Oz

Frank Oz es un veterano director de cine británico afincado en Estados Unidos, pero además ha sido guionista y actor. Ha dirigido un número limitado de largometrajes que han obtenido éxitos variables y de los que este que hoy aparece es quizás su obra más memorable. La película que hoy se presenta cuenta con una interpretaciones magníficas y, sobre todo, con un guión desternillante, buen medido que enlaza enredos y situaciones caóticas a un ritmo rápido e hilado con unos diálogos ingeniosos y brillantes.
.
Un funeral de muerte nos sitúa en el seno de una familia inglesa que prepara el funeral del patriarca. Una serie de personajes excéntricos comienzan a aparecer en escena mientras la tensión crece a medida que salen a relucir las antiguas rencillas entre los hijos. La aparición de un desconocido, un enano, que afirma que el difunto ocultaba un oscuro secreto contribuye a empeorar las cosas, lo que obliga a la familia a tomar medidas drásticas para evitar que el funeral se convierta en un desastre total.
.
Esta comedia, compendio de una razonable ración de incorrección política, de gamberrismo y mala baba, es capaz de arrancar carcajadas y dejar un sabor de boca agradable de las grandes comedias, sin que se recurra a la (excesiva) zafiedad.