jueves, 17 de noviembre de 2016

El día de los enamorados de Fernando Palacios

Fernando Palacios es un atípico matemático que redirigió su vida al mundo del cine en el que fue un director prolífico y taquillero en los años 1960 que tras unos primeros trabajos en Francia e Italia dirigió comedias españolas. Son películas suyas las dos de la saga de la "Gran Familia" u otras como "Tres de la Cruz Roja" o "Siempre es domingo", además de algunas de las protagonizadas por Marisol.
.
El día de los enamorados fue un gran éxito de crítica y público, llegando a ser de las más taquilleras de la historia del cine español. Fue una comedia costumbrista, mágica, inocente y amable, protagonizada por Conchita Velasco y Tony Leblanc, que contaba, además, con una música pegadiza.
.
El argumento es sencillo. San Valentín baja a la Tierra una vez al año, el día de su santo, para ayudar a las parejas con problemas y solucionar todos y cada uno de los problemas relacionados con el amor. Es el caso de cuatro parejas que se verán beneficiadas por la intervención del elegante santo. Antonio trabaja en una zapatería y es un fanático del fútbol, lo que disgusta a su novia Conchita. Tampoco marcha bien la relación de Luisa, una romántica que ha sacrificado sus sueños por su novio Manolo, un conductor de autobuses, que, además de un poco gañán, sólo ve la parte práctica de la vida. Por su parte, Atenea, ¡vaya nombre para la época!, es una locutora de televisión enamorada de Luis, un compañero que no se entera de nada, y todos los pretendientes de María José, una guapa millonaria, que sólo buscan su dinero. Poco a poco, tejiendo "casualidades" va dejando las cosas atadas en este mundo.
.
Película de culto, simpática e inocente que se deja ver con gusto y deja un poso amable, nada ñoño, de unos tiempos que parecían más felices.