martes, 16 de septiembre de 2008

Eutanasia o el demonio detrás de las palabras... y los hechos

A raiz de la publicación del vídeo de "Salta la alambrada" ha surgido una polémica sobre la última línea del último fotograma que dice: "No a la eutanasia". Es cierto que el video trata sólo del aborto y podría haberse quitado esa última frase, ya que evidentemente no es lo mismo la eutanasia que el aborto, ya que aunque los fundamentos en contra son muy similares, está claro que se habla de voluntad manifiesta de morir frente a la muerte de un absoluto inocente..
.
Considero que se debe analizar con rigor y desde un punto de vista ajeno a cualquier consideración religiosa, ya que la religión y la fe de los cristianos como yo, simplemente refuerzan una postura que nace, no en la Iglesia como intentan demostrar, si no en el derecho natural, apuntalado con la declaración de los Derechos Humanos proclamados en 1948 con toda solemnidad en la naciente ONU y en las consideeraciones jurídicas comunmente aceptadas. Llevar el debate sólo al plano religioso es un error ya que usamos sólo una parte pequeña, aunque muy importante, de los muchos argumentos que se oponen al aborto y a la eutanasia. El planteamiento debe ser diferente. Es, primordialmente, un asunto jurídico - filosófico. A continuación se presenta el análisis en forma de preguntas.
.
¿Puede un Gobierno legislar coherentemente sobre eutanasia mientras en el artículo 15 de la Constitución dice:
"Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las Leyes penales militares para tiempos de guerra".?
.

Se podrá argumentar que si bien existe un derecho a la vida, no existe una "obligación a la vida" y es cierto. Pero el artículo 143 del código penal en vigor dice:
1. El que induzca al suicidio de otro será castigado con la pena de prisión de cuatro a ocho años.
2. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona.
3. Será castigado con la pena de prisión de seis a diez años si la cooperación llegara hasta el punto de ejecutar la muerte.
4. El que causare o cooperare activamente con actos necesarios y directos a la muerte de otro, por la petición expresa, seria e inequívoca de éste, en el caso de que la víctima sufriera una enfermedad grave que conduciría necesariamente a su muerte, o que produjera graves padecimientos permanentes y difíciles de soportar, será castigado con la pena inferior en uno o dos grados a las señaladas en los números 2 y 3 de este artículo.
.
A la vista de lo escrito por el legislador, y recuerdo que el Código Penal de 1995, se aprobó durante una legislatura socialista, parece estar de acuerdo con espíritu constitucional y con toda la jurisprudencia relativa a estos asuntos. Entonces se plantean tres supuestos:
.
- El suicidio asistido, ya propuesto por el actual Gobierno, claramente contrario al código penal y al espíritu de la CE y que puede tener además consecuencias administrativas, penales, o de otro tipo. Por ejemplo, ¿qué pasa cuando un deudor, abrumado por sus acreedores decide acogerse al programa gubernamental "le picamos el billete en un periquete"? ¿Y un marido despechado...? ¿Y un opositor fracasado...? ¿Asume el Estado, o sea Vd, y yo, las deudas o los costes sociales de esa muerte?
Estoy en contra.

- La eutanasia activa mediante la "aceleración" o provocación del proceso natural, cuando la muerte no es irreversible ni inminente. Eso que ahora llaman, no se sabe por qué, "muerte digna". ¿Qué pasa si un hijo decide acabar con un padre incosnciente (en coma, pero no en estado grave) porque sus acreedores le agobian y sabe que la herencia paterna es el único remedio a sus males? ¿Qué pasa cuando Purita, decide darle matarile al pobre de Fulgencio, su marido, para casarse de una vez con Fermín, el vecino del 5ºC y de paso quedarse con la tienda de ultramarinos? ... Estas son cosas que pueden pasar. De hecho han pasado, en España y fuera y se da a que la "picaresca" acabe con la vida de un tercero por mero interés.
Estoy en contra.
.
- La eutanasia pasiva mediante la que un enfermo terminal decide (él o su familia) "desconectar" los aparatos y someterse a los cuidados paliativos, es decir la sedación regulada y aceptada como buena praxis por los colegios profesionales, hasta que llege el momento en que la naturaleza, impulsada, seguramente, por los medicamentos, acabe con la vida del enfermo, evitando así el encarnizamiento terapéutico. Para no llevarse sorpresas, les recomiendo que suscriban un testamento vital, como éste de la Conferencia Episcopal.
Estoy de acuerdo.
.
¿Y ustedes?

4 comentarios:

Alter ego (el otro yo) dijo...

Yo me asumo a tu post y también voy encontra del Dr.Muerte(Montes,para los amigos).

Todo es un negocio,todo que se mueve alrededor de una persona es un negocio.

Mis saludos.

www.travesiaporlavida.podomatic.com dijo...

Apreciado en Cristo Abu,

Una de las estrategias de la cultura de la muerte, es la de modificar palabras y/o expresiones para "maquillar" su sentido, y de este modo se proponen términos totalmente disparatados. Así el término "suicidio asistido", es un "sinlogismo" (como decía un cómico por acá), porque no tiene lógica, pues si es suicidio, es autoeliminación, y si es asistido, es homicidio.

No es otra cosa que un homicidio, pero como la palabra duele, se suaviza con el infeliz eufemismo, de uso ya generalizado.

Gracias y bendiciones.

Anónimo dijo...

Perdón por la corrección.

La "eutanasia pasiva" no significa nada. Es sólo otra expresión creada para confundir a la opinión pública. Vivir enchufado a una máquina no es vivir, desconectarlo no es eutanasia, es dejar morir en paz y con dignidad a una persona.

Carlos Esparza.

http://nueva-escuela.blogspot.com

Abu Saif al-Andalusi dijo...

Gracias Carlos Esparza. Estamos totalmente de acuerdo, pero dado que es una explicación a quien me planeteó la duda empleo sus mismos conceptos. Además, es una forma de adaptarse a los modos de pensr de quienes NO tiene un criterio definido al respecto y es, creo yo, una buena forma de exlicar la realidad.
Pero efectivamente no es propiamente "eutanasia" auqnue si analizamos etimológicamente la palabra, es "una buena muerte" y en este sentido, esta es la única verdadera eutanasia. Lo demás, es asesinato, suicidio, o sea una "calotanasia"-
Un saludo y gracias por dar tu opinión y enriquecer este baluarte
Abu