viernes, 23 de octubre de 2015

Anglomanía de Ian Buruma

Hace ya varios meses asistí a la presentación de un libro que me pareció de gran tamaño e interés, que voy leyendo poco a poco y cuya crónica aparecerá, a su debido tiempo, por aquí. En esa presentación uno de los que presentaba el libro citó, leyó párrafos y llevó consigo este libro que hoy aparece en este baluarte. En esa ocasión se despertó de nuevo mi interés por un asunto que fue objeto de estudio por mi parte hace algunos años.
.
Ian Buruma es un holandés, de raíces judias, naturalizado británico y afincado en los Estados Unidos, donde ejerce la docencia, que se ha especializado en cultura de Asia Oriental. De entre su obra, recuerdo que leí hace años su "Occidentalismo", que escribió en respuesta al "Orientalismo" de Edward Said.
.
Anglomanía, es un libro que se lee con gran interés porque está bien escrito y porque, aunque hay referencias y citas de autores muy diversos, no se desvía del tema principal que es mostrar la influencia que Inglaterra y lo inglés ha ejercido y ejerce sobre el resto de Europa, de ahí el subtítulo "Una fascinación europea".
.
Los 15 capítulos de este libro hacen un recorrido cronológico que comienza, aparte de un primer recuerdo churchilliano personal, con la estancia de Voltaire en Londres, que da título a la edición original británica de este libro.
.
El libro tiene un marcado peso de la influencia británica en la comunidad judía afincada en el Reino Unido, generalmente exiliados, que protagonizan varios de los capítulos, incluido uno dedicado Theodor Herzl y los comienzos del movimiento sionista. Pero también tiene su lugar el movimiento olímpico, la influencia de Shakespeare, el valladar contra el totalitarismo de todo género o el sistema educativo británico.
.
Sin ocultar ciertas críticas, aunque escasas y centradas, sobre todo, en Lady Thatcher, el libro es un ejercicio apasionado, pero también veraz y bien documentado, de anglomanía que sirve para señalar todo lo bueno que Inglaterra ha hecho por el mundo.