viernes, 11 de septiembre de 2015

Memorias de un esteta de Harold Acton

Harold Acton fue un escritor, historiador, crítico de arte, bon vivant, memorialista y experto en la cultura italiana, la civilización china y la lengua inglesa de la que fue profesor. Además fue un "diletante" y un esteta como reza el título de este libro. Nació en 1904 en Villa La Pietra, la propiedad familiar, un palacio renacentista en Florencia. Allí también murió, en 1994, en el evocador palacio donde vivió durante gran parte de su vida. Estudió en el colegio de Eton y en la Universidad de Oxford donde fue testigo y actor de los años de entreguerras en que la juventud universitaria inglesa formó alguno de los movimientos culturales más prolíficos e interesantes del siglo XX, entre los que aparecen en este volumen Evelyn Waugh, Robert Byron o Cyril Connolly, todos ellos amigos del autor.
.
Memorias de un esteta es una autobiografía publicada originalmente en 1941, y ampliada en 1970, y publicada en su edición española por Pre-textos en 2010 en una cuidada edición de casi 700 páginas y extraordinariamente traducida.
.
Su primeros capítulos cuentan la vida de niño inquieto, florentino más que inglés, cuyos padres le impulsan hacia una vida autodidacta en busca permanente de la belleza. Sus años de Eton y, sobre todo de sus alocados años de Oxford recuerdan al Evelyn Waugh de "una educación incompleta". De hecho, Acton fue tomado como modelo o inspiración para alguno de los personajes de "Retorno a Brideshead".
.
Su peripecia en Extremo Oriente incluyó entre 1932 y 1939, una larga estancia en China, donde fue profesor universitario de inglés en Beijing, inmediatamente antes de la Segunda Guerra Mundial. Su retrato de la sociedad china de la época, de la comunidad de expatriados y la relación con sus alumnos dejan algunas de las páginas más interesantes de este libro realmente encantador, retrato de una época elegante, en la que la palabra y el gesto lo eran todo, o casi.